En el año 2009 la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 8 de junio día de los océanos gracias al esfuerzo común y la petición de decenas de firmas de todo el mundo y el trabajo de organizaciones de cuidado ambiental.

El cuidado de los océanos es importante porque determinan el clima e influyen en la distribución de los ecosistemas y la diversidad biológica de la Tierra para el bienestar del planeta y la humanidad.

La "economía azul" de los océanos es esencial para nuestra vida cotidiana, pues al menos uno de cada cuatro personas depende de los alimentos de origen marino como fuente principal de proteínas.Además un 90% del comercio transita por vía marítima.

A pesar de que la Comisión Oceanográfica de la Unesco lleva años promoviendo las ciencias del mar, nuestro conocimiento a cerca de los océanos es mínimo. Más de mil personas han ascendido a la cumbre del Everest, doce han hallado el suelo de la Luna, pero sólo dos buzos han visitado las mayores profundidades oceánicas.

En esta fecha conmemorativa sirve para promover las ciencias del mar para entender y proteger los océanos, con el fin de gestionar mejor sus ecosistemas y su diversidad biológica en beneficio de las generaciones presentes y futuras.