Referencial

La especulación sobre el fallecimiento del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, en una operación militar estadounidense, empezó a circular en Twitter en torno a las 22.30 del domingo 1 de mayo en la costa este de EE.UU. (2.30 GMT del lunes), más de una hora antes de que Barack Obama lo confirmara por televisión.

A la medianoche, minutos después de que concluyera el discurso del presidente de EE.UU., se habían enviado más de medio millón de mensajes en esa red comentando el deceso, que para entonces ya había sido mencionado 796 veces en blogs y 801 veces en los medios de comunicación en Internet.

A las 2 de la madrugada la cifra de mensajes en Twitter alcanzó el millón mientras que se rebasaban las 6.800 publicaciones en blogs y las 7.400 noticias.

La actividad que generó en la web el final del terrorista saudí se fue ralentizando a medida que avanzaba la noche en EE.UU., país desde el que se produjeron la mayor parte de las referencias sobre la noticia, que fue seguida además con especial atención en Japón, Australia, Indonesia, India, Oriente Medio y Europa.

Hasta las ocho de la mañana del lunes, hora local de la costa este (12.00 GMT), no se superaron los 2 millones de mensajes en la red social Twitter.

En menos de 12 horas desde que se supo del acontecimiento se publicaron cerca de 40.000 artículos en blogs y 40.000 noticias en medios de comunicación en Internet, un reflejo de que internautas y periodistas siguieron lo ocurrido con intensidad similar.

Según Sysomos, -especializada en marketing en Internet- un sesenta y seis por ciento de los emisores de mensajes sobre la muerte de Bin Laden fueron hombres y un treinta y siete por cientos de mujeres.

EFE