El presidente de EE.UU., Barack Obama, acogió este lunes a un centenar de jóvenes estudiantes de ciencias, de quienes se mostró "orgulloso" por su capacidad para "soñar, crear e innovar", al celebrar la ya tradicional Feria de Ciencia en la Casa Blanca.

"Cuando los estudiantes sobresalen en matemáticas y ciencia, ellos ayudan a Estados Unidos a competir por los trabajos e industrias del futuro", dijo Obama en la residencia presidencial.

Antes de sus palabras, el presidente estadounidense recorrió una sala especialmente acondicionada en la Casa Blanca donde una decena de estudiantes le mostraron algunos de los proyectos que habían sido premiados.

"Estamos aquí para celebrar a estos jóvenes estudiantes y visionarios que sueñan y crean e innovan, que hacen la pregunta: ¿Por qué no?", aseguró el mandatario.

Obama, que calificó el evento como uno de sus "favoritos", aprovechó la ocasión para probar él mismo uno de los proyectos.

Se trataba de un sistema de filtrado de agua potable alimentado por la energía generada con el pedaleo de una bicicleta, y diseñado para zonas afectadas por catástrofes naturales por las estudiantes Kiona Elliott, de 18 años, y Payton Kaar, 16, de Oakland Park, Florida.

Otro de los experimentos galardonados incluía la utilización de algas para producir biocombustibles o robots articulados que pintan acuarelas.

La feria, cuya primera edición se celebró a finales de 2010, es parte de la campaña "Educar para innovar", con la que el Gobierno estadounidense pretende inspirar a los más jóvenes a sobresalir en estas materias.

Entre los elementos de la campaña, se anunció un nuevo programa llamado "EEUU 2020" que incluye a varias compañías tecnológicas del país a dedicar el 20 % de sus empleados a que destinen 20 horas a acercar la ciencia y la tecnología a los más jóvenes.

EFE