El magnate Richard Branson presentó la nave Necker Nymph, rebautizada como el ‘Virgin Oceanic’, una especie de avión que puede deslizarse por debajo del agua como si fuese un pez.

Branson tiene previsto alquilar el ‘Virgin Oceanic’, para quienes quieran experimentar la emoción de un viaje submarino completamente diferente, refiere el diario La Tercera.

El ‘Virgin Ocean’ puede sumergirse hasta 10 kilómetros de profundidad y se desliza suavemente por el agua. Su principio de funcionamiento es diferente al de los submarinos tradicionales, ya que utiliza alas para desplazarse.

Branson asegura que “el vuelo a bordo del Necker Nymph lleva la exploración submarino a otro nivel”. Los interesados pueden rentar esta nave por aproximadamente 20.000 euros durante una semana.