AFP

La Tierra siempre ha estado sometido a constantes peligros que amenazan la supervivencia de la especie humana.  Desastres naturales, meteoritos, o accidentes nucleares, son algunas de las causas que provocan temor en el mundo científico.
 
Parv Sethi, Un geólogo de la de la Universidad de Radford en Virginia (EE.UU.), se preguntó qué sucedería si 1.500 volcanes entraran a la vez  en erupción, llegando a la conclusión que el mundo padecería una sucesión de desastres ambientales que podrían acabar con la vida en el planeta.

El científico sostiene que el mayor problema radicaría en las cenizas y los gases, ya que una gruesa capa de ceniza envolvería el planeta durante un máximo de 10 años, impidiendo que la luz solar llegara a la superficie, lo que contribuiría a su vez a que las plantas no pudieran hacer la fotosíntesis y producir oxígeno, informa el portal "Livescience".

En el mundo existen 1.500 volcanes activos, sin contar el número desconocido de estas montañas que se encuentran bajo los océanos. Según Sethi, si todos a la vez entraran en erupción  la ceniza provocaría también lluvias ácidas, que podrían acabar con cualquier cultivo que sobreviviera al cataclismo y contaminarían las aguas subterráneas y la superficie del océano.

Finalmente, las erupciones volcánicas suelen liberar dióxido de carbono, un gas de efecto invernadero que en esas cantidades apenas permitiría a un ser vivo respirar.