El hackeo llevaría al pedido de rescate con criptomonedas.
El hackeo llevaría al pedido de rescate con criptomonedas. | Fuente: Martin Hron

Cada vez hay más dispositivos inteligentes, con el Internet de las Cosas llegando incluso a las cocinas.

Tal es el caso de las cafeteras inteligentes, que al estar conectadas a Internet, podrían ser blanco de hackers. Así lo demuestra Martin Hron, quien logró instalar un ransomware en una cafetera de la marca Smarter.

Unos pitidos anuncian que el electrodoméstico ha sido secuestrado. Seguidamente, aparece la imagen de un “diablo” y un mensaje: “¿Quieres tu máquina de vuelta?”, acompañado de un enlace. Como en otros casos de ransomware, en este se pediría un rescate para desbloquear la cafetera.

¿Cómo lo hizo?

El hacker explica el proceso en su blog. Desarmó la cafetera para saber qué componentes tiene y un firmware sin encriptar hizo sencillo que pueda tomar el control del dispositivo.

Su firmware personalizado se pudo instalar incluso cuando su cafetera no estaba conectada a Wi-Fi ya que su SSID, identidad dentro de una red inalámbrica, aparece por defecto en la búsqueda de redes Wi-Fi.

Dicho, esto también podría acceder a través de una red Wi-Fi no protegida o incluso físicamente.

La reflexión es clara. Los dispositivos conectados nos hacen las cosas más fáciles, pero también agregan vulnerabilidades a nuestras redes.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.

Sepa más: