lenta.ru

"O internet acaba con Putin o Putin con internet", esta frase domina hoy en día Runet, el internet ruso, que se ha convertido en un verdadero bastión de resistencia al oficialismo en Rusia.

Con una televisión dominada por el oficialismo y saturada de cantos de victoria por los resultados de los comicios parlamentarios que lidera Rusia Unida (RU, formación encabezada por el primer ministro, Vladímir Putin), internet es el reducto donde los disconformes denuncian el fraude electoral.

"No hay ni más ni menos fraude durante esta campaña electoral. Lo que sí hay son más denuncias, que muestran cómo crece internet", afirmó el politólogo ruso Pável Salin.

Un número interminable de fotos y videos, tomados por blogueros y periodistas rusos en los colegios electorales y enviados al Runet sobre el terreno, muestra cómo se fraguó la victoria del partido que regirá los destinos de Rusia en los próximos cinco años.

En Runet se encuentran las imágenes del "carrusel" de falsificaciones, grupos de personas trasladadas en autobuses alquilados de urna en urna para que una y otra vez depositen su sufragio gracias al cupón de votación, documento que permite votar a las personas no empadronadas en el colegio del distrito en que residen.