Foto: Referencial

Rusia puso en órbita con éxito un satélite Glonass-K, que formará parte del sistema de posicionamiento global ruso GLONASS, informó Roscosmos, la agencia espacial rusa.

El satélite, un aparato de nueva generación, quedó situado en la órbita prevista, a una distancia de 20.000 kilómetros de la Tierra, dijo un portavoz de Roscomos a la agencia Interfax.

El Glonass-K fue lanzado con la ayuda de un cohete Soyuz-2-1B a las 06.07 hora de Moscú (03.07 GMT) desde el cosmódromo de Plesetsk, situado en noroeste de Rusia.

Inicialmente, el lanzamiento estaba previsto para el jueves, pero fue abortado por causas técnicas y aplazado 24 horas en dos ocasiones consecutivas.

El lanzamiento de hoy es el primero de un satélite para el sistema GLONASS después de la pérdida en diciembre pasado de tres aparatos Glonass-M.

El GLONASS, análogo al GPS estadounidense, comenzó a operar en 1999, pero todavía no tiene cobertura global.

En su composición definitiva, el sistema contará con 24 satélites operativos, 8 por cada plano de órbita, además de varios aparatos situados en órbitas de reserva.

-EFE-