Foto: EFE
El surcoreano Samsung Electronics anunció hoy que en 2009 su beneficio neto aumentó un 75 por ciento y que sus ventas ascendieron hasta los 84.470 millones de euros ó 114.410 millones de dólares, con lo que se convierte en la mayor compañía de tecnología del mundo.

El espectacular avance de Samsung, el primer fabricante mundial de pantallas planas y chips y segundo en teléfonos móviles, ha hecho que en 2009 superara en ventas al estadounidense Hewlett-Packard (HP) y al alemán Siemens.

Samsung tuvo unos ingresos totales por ventas en todo el mundo de 136,29 billones de wones (84.468 millones de euros ó 117.410 millones de dólares), mientras que HP anunció un equivalente de 114.600 millones de dólares (82.126 millones de euros).

Además, según las previsiones de la compañía con sede en Suwon (Corea del Sur), esta supremacía se mantendrá el próximo año, gracias a la mejora de sus principales áreas de negocios: chips, pantallas planas LCD y teléfonos móviles.

En la actualidad cuatro de cada diez teléfonos que se venden en el mundo son de la marca Samsung, a lo que el surcoreano suma su liderazgo en el lucrativo mercado de las pantallas planas LCD, donde supera a los competidores japoneses.

Los resultados de Samsung contrastan con los del líder del sector de móviles, el finlandés Nokia, que redujo sus beneficios en 2009, mientras el estadounidense Motorola también mostró peores ingresos de lo esperado.

El beneficio neto de Samsung se disparó en 2009 respecto al año anterior emergiendo de la pérdida que registró entre octubre y diciembre de 2008.

La mejora de sus resultados se debe al aumento de los precios de sus productos estrellas y una mayor demanda de los aparatos de televisión, especialmente gracias a la buena acogida en los mercados emergentes.

-EFE-