El gobierno de Trump busca tener acceso a los chats. | Fuente: RPP

Aparentemente, el gobierno de Donald Trump quiere prohibir que las compañías tecnológicas puedan brindar el cifrado de las comunicaciones de extremo a extremo con una nueva ley.

La página estadounidense Politico citó a tres fuentes, que aseguran que el tema fue discutido durante la reunión del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense el pasado miércoles. El cifrado de extremo a extremo significa que solo los participantes de una conversación pueden leer los mensajes, por lo que ni un proveedor de Internet o el gobierno pueden revisarla.

Vemos esta tecnología en Telegram, iMessage, recientemente WhatsApp y otros servicios.

De choque en choque

No es la primera vez que Donald Trump incomoda a las compañías tecnológicas. Críticas a Amazon por “no pagar impuestos” y el ahora cancelado veto a Huawei son precedentes de que el republicano no tiene problemas en hacerse enemigos en Silicon Valley.

¿Qué opinas?