Apple ha optado por el USB-C en sus MacBook y iPad. Sin embargo, mantiene lightning para sus iPhone. | Fotógrafo: Stephanie Keith

La Unión Europea está considerando promulgar una ley para imponer un puerto de carga común para celulares con el objetivo de reducir los residuos generados y beneficiar a los usuarios, pero un gigante de la industria móvil se opone.

Se trata de Apple, los creadores del iPhone reafirmaron el jueves su posición en contra de un cargador común. La empresa, liderada por Tim Cook, asegura que “dañará la innovación”.

“Creemos que una regulación que obliga a la conformidad a través de un mismo conector en todos los smartphones sofoca la innovación en lugar de alentarla y dañaría a los consumidores en Europa, además de la economía en general”, indica un comunicado de Apple.

Apple también indicó que una ley no es necesaria ya que la industria está optando por el estándar USB-C, ya sea por un cable o por adaptadores.

No se rendirá

En 2009, la Unión Europea logró que Apple, Samsung, Huawei y Nokia firmaran un memorándum voluntario respecto a la importancia de buscar un puerto común en 2011. El único fabricante en no adoptar USB-C en sus celulares es Apple.

Ya que no funciona pedir voluntariamente la cooperación de Apple, parece que a la Unión Europea le toca recurrir a la legislación.

¿Qué opinas?