La serie Samsung S10 fue lanzada el 20 de febrero en San Francisco. | Fuente: RPP

Una de las características de las últimas generaciones de la serie S de Samsung es la resistencia al agua y al polvo, certificada como IP68.

Con la introducción del lector ultrasónico de huellas dactilares bajo la pantalla, Samsung ha introducido una tecnología que reconoce al usuario mediante ondas de sonido que rebotan con la piel.

Es posible usar el lector cuando el dedo está ligeramente mojado, pero si está empapado o el teléfono está sumergido, no es efectivo.

Sin embargo, comprobamos que el reconocimiento facial sirve incluso cuando el teléfono está sumergido. 

Recuerda que la resistencia al agua está certificada en agua dulce y no es recomendable sumergir este teléfono en una piscina o en el mar.

RPP Tecno tiene el Samsung S10+ y muy pronto presentaremos nuestro review del dispositivo.

¿Qué opinas?