Artifact
El videojuego innova en mecánicas de cartas, pero peca en el sistema de monetización | Fuente: Steam

Artifact, el juego de cartas basado en la historia de Dota 2, ha perdido el 80% de sus jugadores base durante sus dos primeras semanas en el mercado.

Tras su lanzamiento a finales de noviembre, actualmente Artifact posee 10 mil jugadores concurrentes, cifra muy distante de los 60 mil con los que comenzó. De ser el cuarto juego más jugado (detrás de Dota 2, PUBG y CS:GO), ahora se encuentra en el puesto 32 según Steam Charts.

Pero, ¿por qué? El principal problema con Artifact no es su jugabilidad, ya que mantiene mecánicas renovadoras dentro de los juegos de cartas, sino que su sistema de monetización es cuestionable. Si es que deseas jugar competitivamente, necesitas comprar tickets que rozan los cinco dólares. Si es que pierdes, tendrás que volver a comprar las entradas. Asimismo, las cartas competitivas están llegando a altas cifras de dinero. Por ejemplo, el héroe Axe oscila entre los 70 y 100 soles y es una carta indispensable para las barajas dentro del meta.

Valve necesita acciones eficaces y urgentes si es que quiere que su actual proyecto no se oriente al fracaso. Posee un gran potencial, pero necesita cambios que impacten positivamente en la comunidad.

Artifact está disponible para PC desde el día 28 de noviembre a un precio de 20 dólares en Steam. El equipo está a cargo de Valve y tomará gran parte de los héroes y unidades de Dota 2 para alimentar la narrativa del videojuego.

¡Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek!