Mario ha cambiado considerablemente a los largo de los años, desde los 8 bits hasta llegar a poder ver el detalle de los pelos del bigote. | Fuente: Nintendo

Nuestro recordado fontanero italiano, Mario, hizo su primera aparición como un personaje del juego titulado “Donkey Kong” en el año 1981 bajo el nombre de “Jumpman” y no fue hasta 4 años después, en 1985, que el primer juego de la saga bajo el nombre de “Super Mario Bros” sería lanzado. Han pasado ya 33 años desde dicha fecha y como es lógico, todo este tiempo de acelerado desarrollo tecnológico ha generado que Mario salte de consola a consola, siendo uno de los pocos personajes que pueden jactarse de estar presente en todas las generaciones. La saga vio la luz en la generación del Nintendo Entertainment System (NES) en el año 1985 y se lanzaron 3 títulos en dicha consola. El arte de Mario estaba modestamente representada en las posibilidades de los 8 bits de la consola, dichos esfuerzos se refinaron en Super Mario Bros 3, el último de esta generación. Posteriormente llegaría el Super Nintendo Entertainment System (SNES) con el doble de potencia gráfica, Mario comenzó a moverse con más fluidez y con mayor cantidad de detalle artístico.

La evolución de los gráficos de Mario en 33 años

Mario cumplió recientemente 33 años y ha recorrido un largo trecho de cambios estéticos Revisemos cómo es que nuestro fontanero italiano favorito ha cambiado a lo largo de los años. Lee la nota completa en este enlace: https://goo.gl/xpFchj

Publicada por Progamer en Jueves, 13 de septiembre de 2018

En la generación siguiente llegaría algo que cambiaría la industria para siempre, los gráficos tridimensionales. Muchos juegos no sobrevivieron a la transición (como Bugsy por ejemplo) pero Mario lo logró y de una manera impecable con Super Mario 64 para la consola Nintendo 64. Por primera vez podíamos ver todos los ángulos del fontanero, la sensación de fluidez y “peso” del personaje se heredaron hábilmente a una percepción 3D y el juego cimentaría el formato de juego de una generación que recién comenzaba y siguió sus pasos.

Super Mario Sunshine y Galaxy tuvieron un apartado gráfico refinado de alto poligonaje. Sus respectivas consolas, la Gamecube y la Nintendo Wii tenían una potencia de procesamiento que permitía una mayor libertad artística como de mecánicas jugables.

Finalmente, el año pasado llegó el laureado Super Mario Odissey. La crítica especializada catalogó el juego como una obra maestra, el juego aprovecha muy bien la potencia de la Nintendo Switch al mostrarnos enormes entornos como New Donk City y gran detalle en los modelos y personajes.

¿En qué generación conociste a Mario y cuál es tu juego favorito de la saga?

0 Comentarios
¿Qué opinas?