REVIEW | Gaming Mouse Razer Mamba Elite, una colorida y sólida reivindicación

Progamer probó uno de los ratones más llamativos del mercado, el Razer Mamba Elite, dispositivo cableado con sensor 5G. ¿Pasó nuestra prueba? Averígualo en nuestra reseña.

Junto con el modelo Hyperflux y el Wireless, son los que renuevan esta serie de ratones de Razer. | Fuente: Razer

Por Erich García Tafur.

 

Durante el E3 2015, Razer presentó su Razer Mamba (2015), una versión revisada del Mamba original que fue lanzado en febrero de 2009, trayendo, además de la entonces nueva iluminación Chroma, un nuevo sensor 5G de tecnología láser. 

Ese último detalle fue el origen de una serie de problemas con el Mamba y su versión Tournament para la compañía de Min-Liang Tan, ya que el nuevo sensor láser resultaba ser demasiado susceptible a superficies rugosas o menos lisas como los mousemat de tela -los que usa una amplia mayoría de jugadores-. Aunque a nivel de diseño era bastante llamativo, sobre todo por su iluminación, a nivel de desempeño el resultado era algo decepcionante.  

Es por eso que, después de recoger el feedback de muchos usuarios, la companía de la hidra de tres cabezas decidió rediseñar al Mamba y anunciar en julio del 2018 su relanzamiento bajo las denominaciones de Mamba Wireless y Mamba Elite, ambos con el nuevo sensor 5G Óptico que tantos comentarios positivos le trajo a su buque insignia: el Deathadder Elite. Cada uno mantendría una característica del Mamba 2015: mientras el primero mantendría la conectividad wireless, el segundo mantendría la iluminación Chroma

The Razer Mamba Elite

The most Razer Chroma you'll ever get in a mouse-this is the Razer Mamba Elite: http://rzr.to/mamba-elite Killer good looks, legendary performance. The new Razer Mamba Elite is reliably precise with a refined 16,000 DPI Razer 5G Optical Sensor with a best-in-class Resolution Accuracy of 99.4% and extreme Razer Chroma customizability with 20 configurable lighting zones.

Especificaciones


Tipo de Mouse
Cableado
Lateralidad
Para diestros
Conexión
Cable USB de 2.1 metros
SensorÓptico avanzado de quinta generación (5G)
Velocidad
450 pulgadas por segundo (10,97 m)
Aceleración
50G
Polling Rate
1000 Hz (Ultrapolling)
Sensibilidad Máxima
16000 DPI
Botones
9 programables (2 principales, 2 laterales a la izquierda, 2 debajo de la rueda y rueda con clic laterales)
Tipo de botones
Razer Mechanical Mouse Switches con vida promedio de 50 millones de clics (afirmado por Razer)
Dimensiones

Largo: 12.5 cm

Ancho: 6.9 cm

Alto: 4.3 cm

Peso

Sin cable: 96 g

Con cable: 125 g

Características adicionales

Iluminación Razer Chroma con 16.8 millones de colores y 20 zonas de iluminación en el dispositivo.

Almacenamiento híbrido de configuraciones en la memoria interna del dispositivo o en la nube (con Synapse 3.0).

Compatibilidad con Xbox One.

Precio

90 dólares en Estados Unidos

334 soles aproximadamente en Perú


El Mamba Elite viene en una caja de similares características a las de otros productos de la marca, una paleta de colores donde el negro y el verde predominan. Como siempre, incluye un manual de usuario y una carta de felicitación con la rúbrica de Min-Liang Tan.

En el empaque también notamos el logo de Razer Chroma, lo que nos indica que el Mamba Elite es compatible con esta tecnología de iluminación RGB. Además, al sacar al mouse de su empaque y conectarla a una PC notaremos 4 amplias zonas de iluminación: uno a cada lado, otra en la rueda y finalmente el logo del reposapalmas. La longitud de las luces LED se incrementó respecto a la versión anterior, haciendo al Mamba Elite el mouse con más luces RGB -o Chroma- que tiene la marca a la fecha. 

La curvatura del Mamba Elite es menos pronunciada que en otros modelos como el DeathAdder Elite. Esto favorece a quienes tengan las manos un poco grandes, además de a los que reposan la mano sobre el mouse -agarre tipo palma-. 

Otra mejora notada es el diseño de los grips laterales que facilitan poder sostener el mouse de manera lo más segura posible. En el lado izquierdo del Mamba Elite, notaremos que hay dos botones completamente configurables a gusto del usuario. 

En la parte inferior notaremos el orificio del sensor y un botón para cambiar perfiles de configuración. Esto es posible en vista que el mouse tiene memoria interna. 

Desempeño

A diferencia de la versión anterior, el Mamba Elite no tiene problemas de sensibilidad funcionando en superficies rugosas de tela como la del Razer Goliathus Control que vemos en la foto. Todo esto gracias a su nuevo sensor óptico 5G. | Fuente: Progamer

Ya vimos que a nivel estético, el Mamba Elite hace honor a sus versiones anteriores destacando por su estilizado diseño que no busca ser extravagante -como sucedió en su momento con el Ouroboros- ni tampoco sobrio. Pero sabemos que el público no solo busca un mouse "bonito" sino también uno cuyo desempeño justifique su precio. Y ya sabemos que los antecedentes con el Mamba no son los mejores. 

 

En el uso cotidiano, el Razer Mamba Elite resulta ser un mouse bastante cómodo para el agarre de tipo palma, principalmente. Aunque con manos grandes la sujeción tipo garra es más factible, este mouse se acomoda mejor con la anteriormente mencionada. Esto sería complicado si no fuese porque el Mamba Elite es ligeramente alargado, permitiendo reposar con tranquilidad la mano y así estar preparado para largas jornadas de juegos. 


Por otro lado, la resistencia de la rueda es bastante agradable al tacto y fuerza empleadas. Se nota que con el tiempo, Razer ha ido trabajando mucho más en la experiencia de comodidad de los jugadores al usar sus ratones. 


De todas maneras, hubiese sido bienvenido que hagan una versión exclusiva para jugadores zurdos que no gusten de comprar versiones como el Lancehead. 

Los grips del Mamba Elite permiten una mejor sujeción | Fuente: Progamer

De primera mano he podido comprobar que los problemas con el sensor se esfumaron. El desempeño del sensor óptico 5G es tan preciso como el del DeathAdder Elite, el Basilisk o cualquiera de los otros que lo incorporan. Después de todo, tenía lógica el cambio: los sensores láser funcionan bien sólo en superficies bastante lisas como las de metal, cómo la primera versión del Firefly; sin embargo la mayor cantidad de jugadores prefiere usar los mousemat de tela, ya sea en versión Speed o Control. En mi caso, tengo ambas versiones y en ambas el Razer Mamba Elite no tuvo problemas de precisión. 


Pese a ser un mouse multipropósito y que no se siente pesado, en definitiva los que prefieran los más ligeros, encontrarían más atractivo al DeathAdder Elite. La diferencia de 20 gramos, para los más sensibles respecto al tema, puede ser cuestión de vida o muerte en el juego competitivo, así que es algo que deberá tomar en cuenta todo aquel que apunte a ese tipo de uso. 

El Mamba Elite (izquierda) es en diseño una opción más versátil entre el ligero Deathadder Elite y el especializado Basilisk (derecha). | Fuente: Progamer

Del mismo modo, quienes prefieran un mouse un poco más pesado -principalmente quienes juegan FPS en los que se necesita alta precisión- encontrarán en el Basilisk una opción más adecuada. Para el resto, quienes busquen un balance entre ambos, ni tan ligero ni tan pesado, el Mamba Elite se ajusta a su necesidad

Configuración con Razer Synapse 3


Tal y como ocurre con otros mice de la marca, el Mamba Elite requiere de Synapse 3 (todavía en fase beta) para poder ser configurado y tener su funcionalidad máxima. Esto puede ser visto como una desventaja cuando en el mercado existen otros que casi no necesitan de software de configuración, algo que por muchos es visto todavía como bloatware. Después de todo, Razer Synapse todavía consume recursos del sistema y ralentiza levemente el inicio de Windows, aunque no de la manera en que pueda hablarse de un gran impacto. 



En Synapse 3 es posible realizar la configuración de los 9 botones independientes -dos más que en el DeathAdder Elite- con los que cuenta el Mamba Elite además de que por Hypershift se puede dar una configuración adicional a estos mismos botones sin tener que cambiar de perfil. Fuera de eso podemos asignar macros aunque, como sabemos, esto no está permitido en competiciones profesionales.  

Aquí debo hacer una acotación sobre el uso del Hypershift. Como muchos saben, para poder activarlo es necesario mantener apretado un botón libre que permita activar una funcionalidad diferente al resto mientras éste se mantiene presionado. Para ello es necesario tener un botón bastante diferenciado, algo que algunos modelos como el Basilisk tienen -el famoso clutch-. El problema es que tanto el Mamba Elite como algunos otros, no. Si bien tiene dos botones adicionales, al no tener un feedback que los diferencie claramente del scroll click central, es casi como si no los tuvieran.


Tal y como en otros modelos, es posible también configurar los niveles de sensibilidad del mouse, con hasta 5 graduaciones. Personalmente prefiero que las primeras 3 se encuentren debajo de los 3000 dpi, aunque algunos prefieren cuatro o más escalas debajo de ese rango. Para ser francos, mayor cantidad de dpi es usada sólo por diseñadores gráficos o quienes cuentan con monitores 4K. 

En ambientes oscuros es que la iluminación Chroma es un deleite a la vista. | Fuente: Progamer

Tanto la iluminación como la calibración son muy similares a las de otros modelos Razer. Esta última se adapta al tipo de mousemat que el usuario utilice. 

El único problema de todo esto es que el mayor provecho de configuración al Mamba Elite se obtiene de manejar con más familiaridad el Synapse 3, algo para lo cual este servidor puede estar más acostumbrado, pero no necesariamente toda persona que lea esta reseña. 

Mamba Elite y un poco más atrás el Hunstman Elite, dos de los periféricos con más iluminación Chroma de toda la marca Razer | Fuente: Progamer

Como punto adicional y tal como está ocurriendo con todos los teclados y mice Razer, el Mamba Elite es compatible con Xbox One. Aunque la cantidad de videojuegos que aprovechan esta característica es todavía bastante limitada -Warframe es el más conocido- es bienvenido que esta compatibilidad le dé un uso adicional interesante al periférico. 

Conclusiones

El Razer Mamba Elite es probablemente uno de los mice estéticamente más llamativos que existe. En esencia, es un Mamba Tournament (2015) rediseñado con mejor sensor, iluminación y switches más duraderos. Ya no es sólo un mouse hermoso por fuera, sino que también es de magnífica calidad por dentro.

Al contar con el mismo sensor que otros ratones recientes de la marca, era de esperar que su desempeño sea formidable, además que su agarre sea bastante cómodo para los que suelen reposar toda la palma sobre el mouse, al contar con una curvatura menos agresiva que la del galardonado DeathAdder Elite, buque insignia de Razer en cuando a ventas y rendimiento general. Lo puedo recomendar para un uso cotidiano en variados tipos de juegos, ya que su estructura externa no ha variado mucho respecto al diseño de hace 3 años.

Uno de los únicos temas que podría frenar en la compra de un Mamba Elite es su precio. Mientras que en Estados Unidos cuesta 90 dólares, en Perú supera los 330 soles, que si bien está a la par de lo que costaba el Mamba Tournament Edition y mucho menos que el Mamba Wireless Chroma de hace 3 años, si comparamos ese precio con otros mice de la misma marca (que no suelen ser baratos para público peruano promedio), la opción podría empezar a perder argumentos de peso para su adquisición. Tener al DeathAdder Elite a 70 dólares en USA y 220 soles en Perú o al Basilisk a 70 dólares en USA y 257 soles en Perú; hacen que adquirir un Mamba Elite sea una cuestión más de preferencia estética que de rendimiento y costo-beneficio. 

Si eres de los que priorizan la estética, sin dejar de lado un desempeño destacable, el Mamba Elite sin duda será uno de tus ratones favoritos multiusos. Pero si la iluminación RGB -Razer Chroma- no es lo tuyo y sólo te importa el desempeño, se me hace difícil recomendar al Mamba Elite habiendo otros modelos más económicos y con el mismo desempeño como el DeathAdder Elite, o que además de la economía tienen un desempeño más especializado como el Razer Basilisk (FPS) o el Naga Trinity (MOBA/MMO).

Pros:

  • Cómodo diseño ergonómico, ideal para los que usan agarre tipo palma.
  • La iluminación RGB más colorida de toda la línea de mice de la marca, lo que incrementa su nivel estético.
  • Clara mejora en su sensor, al cambiar el tipo láser por el tipo óptico.
  • Compatibilidad adicional con Xbox One.

Contras:

  • Precio alto respecto a otros mice con características similares o adicionales.
  • Es indispensable tener instalado el Razer Synapse, el cual todavía es poco intuitivo para usuarios casuales.

CALIFICACIÓN PROGAMER: 4/5

Razer se reivindica con la serie Mamba, haciendo que su mouse no solo sea más bello que nunca, sino que también tenga un desempeño notable. Aun así, el precio todavía es un factor que podría desanimar a muchos.

 

 

Nota: El presente review del Razer Mamba Elite fue realizado con una muestra comercial proporcionada por la marca.

¿Qué opinas?