El calor extremo, el gran protagonista en las finales del Australian Open

Las altas temperaturas que se sentían en Melbourne obligaron a la organización del Australian Open a aplicar la regla del calor extremo (más de 40 grados).
Roger Federer venció a Marin Cilic y logró su sexto Abierto de Australia | Fuente: EFE

El clima es un factor determinante en el mundo del deporte. Muchas veces puede provocar que un evento se suspenda, determinar un resultado o poner en riesgo la salud de los deportistas. Esto último terminó ocurriendo en las finales del Australian Open, donde el calor extremo provocó algunos infortunios.

El primer incidente pasó el sábado en la final femenina entre Caroline Wozniacki y Simona Halep. Por primera vez en este tipo de instancias se aplicó la 'Regla del calor' (más de 40 grados) y el juego estuvo interrumpido durante diez minutos. Incluso, la tenista rumana evidenció problemas físicos debido al clima.

Según informa ESPN, Simona Halep tuvo que ser internada después del partido por sufrir un cuadro de deshidratación. Recibió un tratamiento por varias horas y recién este domingo fue dada de alta. Ella cayó en la final ante Caroline Wozniacki por 7-6 (2), 3-6 y 6-4.

La rumana Simona Halep fue hospitalizada luego de la final femenina. Sufrió deshidratación, pero ya fue dada de alta. | Fuente: Twitter: @diarioas

Por otro lado, el clima también terminó opacando la final masculina entre Marin Cilic y Roger Federer. La organización del Australian Open decidió cerrar  el techo del coliseo Rod Laver Arena, aplicando la misma regla de calor extremo. Las temperaturas bordeaban los 40 grados.

En desacuerdo

Esta decisión no agrado Marin Cilic, quien consideró que el calor no fue tan extremo como en anteriores partidos. "Había jugado seis partidos al aire libre. Había entrenado todos los días al aire libre. He entrenado a 38 grados y luego he tenido que jugar a 23. El ambiente era mucho más fresco del que esperaba. La diferencia era grande entre los 38 grados del exterior y los 23 del interior", dijo el tenista croata.

"El Monfils-Djokovic se jugó en peores condiciones, era un horno, y no se cerró el techo Es una final de Grand Slam, no lo entiendo", señaló Àlex Corretja, ex tenista español encargado de la transmisión de la final por Eurosport. El triunfo se lo terminó llevando Roger Federer por 6-2, 6-7 (5), 6-3, 3-6 y 6-1, en tres horas y tres minutos de partido.

El Australia Open cerró el techo del Rod Laver Arena aplicando la 'Regla de Calor'. | Fuente: EFE
0 Comentarios
¿Qué opinas?