The Blacklist
"The Blacklist" incluyó escenas animadas,ante la paralización de su rodaje en Nueva York. | Fuente: EFE/ Sony Pictures Television

"The Blacklist" ha enfrentado el coronavirus convirtiendo a sus actores en dibujos animados. La serie se encontraba rodando el episodio 19 de su séptima temporada cuando la pandemia cerró todo Nueva York; pero el equipo de la ficción tuvo una idea para completar las escenas que faltaban: transformarlas en cómic animados.

"Al principio pensamos que suponía el fin de la temporada", admitieron los productores Jon Bokenkamp y John Eisendrath ante la paralización de todos los rodajes por la COVID-19.

En ese momento, repararon en que la animación es el único formato que ha podido continuar con el trabajo y decidieron completar con dibujos los 20 minutos que quedaban del episodio, que se estrena este fin de semana en EE.UU.

"The Blacklist", protagonizada por James Spader y Megan Boone, se convierte en una de las pocas producciones que han podido superar los obstáculos de la pandemia, claro con medidas ingeniosas.

"La serie es como una novela gráfica, entonces decidimos que sería algo natural porque ya contaba con ese tono", detalló Eisendrath. "The Blacklist" es un exitoso "thriller" de acción que narra la colaboración del excriminal Raymond Reddington con el FBI para limpiar la ciudad de crimen, aunque sus intenciones no son lo que parecen.

La medida ha permitido pausar la trama, cuya séptima temporada constará finalmente de 19 episodios y no los 21 inicialmente previstos, aunque tiene en camino una octava que volverá a rodarse con actores de carne y hueso cuando sea posible.

"No sabíamos nada de animación", comentó Eisendrath, quien al comienzo buscó otras ideas como terminar el capítulo como si fuera una radionovela clásica hasta que se inspiraron en los cómics de Batman. En lugar de pasar del cómic a la pantalla, "The Blacklist" hizo -más o menos- el proceso inverso.

The Blacklist
"The Blacklist" completa un episodio a través de la animación, debido a la paralización de su rodaje por la COVID-19. | Fuente: Sony Pictures Television

ACTORES EN VERSIONES DE DIBUJOS

"Teníamos una secuencia en la que dos personajes, Red y Liz, se reúnen en una habitación, pero al ser dibujos animados pudimos hacer que ambos caminaran por la Explanada Nacional de Washington con el Capitolio de fondo, algo que en los estudios no podríamos", reconoció por su parte Bokenkamp.

Pese a la innovadora idea para continuar con "The Blacklist", hubo enormes dificultades para grabar los diálogos porque "cada actor doblaba a su dibujo desde su casa y a veces las intervenciones no coincidían".

A pesar de que el reparto de la serie está satisfecho con su versión animada, todos esperan volver pronto al estudio cuando sea seguro en un escenario postpandemia.

"No sabemos cuándo podremos grabar en Nueva York, los guionistas están escribiendo en sus casas", avanzó Bokenkamp, quien cree que los espectadores siguen prefiriendo a los intérpretes de carne y hueso.

Otras producciones han seguido esta idea para "salvar" su temporada del coronavirus. Uno de estos ejemplos es "One Day at a Time", la sit-comedy que nació en Netflix, ya que convertirá un episodio completo en dibujos animados. (EFE)