Am

Joel y Fernanda se vuelven a encontrar varios días después de que fueran secuestrados por Claudia. Decide invitarla al concierto que hará en Las Lomas. Ella dice que irá.

Peter se alista para casarse mientras Doris, la mamá de Gladys, hace lo propio. Mientras tanto, Miguel Ignacio está en un restaurante con Paz y la está besando cuando Teresa y Gladys llegan y ven con sus propios ojos lo que está pasando. “Tenía que abrirte los ojos para desenmascarar a este gusano”, dice Teresa. Miguel Ignacio trata de justificar lo injustificable. “Siempre te avergonzaste de mí y en cambio ella es todo lo que tú quieres. Quédate con ella, yo no quiero volver a verte”. “Gladys, tú eres mi familia, yo te amo”, replica Miguel Ignacio. “¿Qué soy para ti? ¿Una chica que está en tu casa y que te cocina? Ya no más. Esto se acabó”, responde una Gladys totalmente destrozada.

Mientras tanto, en la iglesia los invitados esperan a Doris que se casará con Peter. Gladys llega a su casa arrasada en lágrimas. Doris no sabe qué hacer. Más tarde Miguel Ignacio aparece y encuentra a Peter sentado en el sofá. “Por su culpa se malogró mi matrimonio. Doris, Gladys y Otto se fueron para siempre”, le dice. Miguel Ignacio se entera que los tres se han ido a Tarapoto. Corren hasta la terminal de buses con el fin de encontrarlas.

Shirley le dice a Grace que cree estar embarazada. “No sé cómo pasó. Mi mamá me va a matar”, dice. “¿Ya hablaste con Razec?”, pregunta Grace. “¿Para qué? Es un irresponsable. Voy a ser una madre soltera”, clama Shirley. Se encuentran con Razec y le piden que las acompañe a una farmacia a comprar una prueba de embarazo. Él no logra comprarla. Las chicas sí lo hacen pero Razec no las quiere llevar a su casa porque no saben que tiene enamorada. Shirley estalla en gritos en medio de la calle. Lucho y Reina hablan en la sala de su casa. “Felizmente nuestros hijos nunca nos darán problemas”, le dice mimosa.

En casa de los Maldini, Francesca anuncia que la familia completa se irá a Nueva York. Nicolás no sabe cómo le dirá a Grace que saldrá del país. Isabella y Leonardo hacen sus maletas. Francesca incluye a Peter en el grupo que viajará.

Charito le reclama a Raúl que no le haya dicho nada acerca del romance de Miguel Ignacio y Paz. “Qué pena me da darme cuenta que no eres el hombre del que me enamoré”, le dice.

Al no encontrar a su familia en la terminal de buses, Miguel Ignacio toma su auto y trata de seguir la ruta del bus donde van Doris, Gladys y Otto. Los alcanza y trata de pasarles la voz. Gladys cierra la cortina de su ventana.

Joel es entrevistado por una reportera que le pregunta si lo del secuestro fue un truco publicitario. La periodista hace lo mismo con Fernanda. Andrea le ha puesto ropa ajustada a Joel y le habla de lo que será el concierto. Fernanda le pregunta a Joel desde su terraza acerca de lo que le ha dicho a la reportera. “La verdad, que mañana tú y yo volvemos”, dice Joel.

Grace y Shirley están en el baño de la casa preparándose para hacerse el test de embarazo. Finalmente resulta que no está embarazada. “Gracias por acompañarme”, le dice Shirley a Grace y luego se abrazan. Llama a Razec, quien estaba por salir de viaje, para contarle que no está esperando un hijo. “Mamá, ya no me voy de viaje”, grita el joven.

Llega el día del concierto de Joel. Un gran escenario se arma en la terraza de los Gonzales. Francesca, al ver que no puede hacer nada para impedir, le pide a Peter que compre tapones para los oídos. Andrea finge estar resfriada para no asistir al concierto de Joel. Fernanda no sabe si irá o no al concierto. Joel sale al escenario para ofrecer su concierto “Chiquitingo 2012”ante una gran cantidad de público. “Este concierto fue hecho para una persona que no vino pero sé que me está escuchando. Esto va para ti Fernanda de las Casas”, dice Joel antes de cantarle una canción romántica. Fernanda lo ve desde la ventana de su cuarto.

Miguel Ignacio está solo en su casa, desolado, tiene en sus manos un juguete de Otto. Llama a Raúl quien decide ir a consolarlo, asunto que no le hace ninguna gracia a Charito que lo manda a la casa de su amigo con su almohada. Miguel Ignacio llora su desventura.

Lucho le pregunta a Pepe acerca de la llamada “Caravana de la Bondad” que va a regalar US$200.000. “Todo está bajo control”, le dice. Lucho llega a la constructora y se encuentra con una gran cantidad de comunicaciones de un banco. La situación parece desesperada y trata de ubicar a su hermano con ayuda de Charito. Los Gonzales en pleno continúan en la caravana y no responde las llamadas telefónicas. Al fin regresan a su casa y Lucho los recibe: “Pepe tienes que hablar con el banco antes de que…” le dice Lucho que no puede terminar la frase porque llega un camión a embargarles sus cosas a los Gonzales.

Mientras tanto Francesca e Isabella ríen a sus anchas desde la terraza de su casa al ver lo que ocurre en la casa de Nelly. El hogar de los Gonzales queda totalmente desmantelado. Y Reina le dice a Pepe: “Mira las cosas por el lado bueno. Ahora nosotros somos mejores que ellos”. Miguel Ignacio también se ríe de la desgracia de sus vecinos. “La Francesca me ganó, me ganó”, dice doña Nelly en medio de lágrimas. “Este es el mejor regalo de Navidad, la caída de Nelly Camacho”, dice Francesca mientras brinda con una copa de champán.

Reina se burla de la situación en que han quedado los Gonzales que tratan de darse ánimo entre ellos. Pero doña Nelly no está conforme. “Lo siento, yo ya no puedo volver a ser pobre”, dice abandonando la vacía sala de su casa. Teresita está desolada y Tito le ofrece una cerveza, a la que se supone siguieron varias más. A la mañana siguiente despiertan en la misma cama.

Mike y Fernanda hablan dentro de un auto. “Fernanda, quiero que vayamos juntos a Nueva York pero no como enamorados”, le dice mientras le ofrece un anillo de compromiso.

Mariano Pendavis encuentra en su oficina un sobre con unas fotos. “Leonardo es hermano de Claudia Zapata”, concluye tras verlas. Llama a Peter para ordenarle que no se separe de Francesca. Hay mucha tensión en el comedor de los Maldini. En eso llegan los Pampañaupa. “Lo que hizo usted es un crimen y eso se paga”, dice refiriéndose a lo ocurrido con su hija Isabella y abre la puerta. Entra la policía que se lleva detenida a Francesca, que es fichada y encarcelada. Mientras tanto, Mariano ingresa al ascensor y en eso aparece Claudia que entra detrás y cuando se cierra la puerta se escuchan dos tiros. Cuando sale, un policía la apunta por la  espalda. Francesca es llevada a una celda y allí se encuentra con Claudia “Tu esposo no va a venir. ¿Por qué crees que estoy aquí? Mi más sentido pésame”, le dice a una asombrada Madam.

Las últimas escenas de la serie dan pie para saber lo que se verá el próximo año: Fernanda le dice a Joel que se casa con Mike; Charito encuentra a Carlos Cabrera, alguien que forma parte de su pasado; doña Nelly sufre un colapso en el bus que la lleva a la sierra junto a don Gilberto; y Nicolás revela que ya ha sostenido relaciones con Grace quien sospecha que está embarazada.