The Falcon and The Winter Soldier
Daniel Brühl retomó su rol como Barón Zemo en "The Falcon and The Winter Soldier". | Fuente: Marvel Studios

El boom de “WandaVision” puso muy alto el listón para “The Falcon and The Winter Soldier”, la segunda serie de Marvel para Disney+. Pero a pesar de esas altas expectativas, y de que su tono y trama son muy distintos a los de la ficción protagonizada por Elizabeth Olsen y Paul Bettany, el nuevo título de la macrofranquicia marvelita está siendo otro éxito rotundo.

Y el secreto de esta, parece que inagotable, racha de triunfos tanto en la gran pantalla como ahora en el cada vez más competido mercado del streaming, reside en la capacidad del estudio capitaneado por el presidente de Marvel Studios para estar "continuamente reinventando y reinterpretando" el género de superhéroes.

Así lo asegura Daniel Brühl, quien recupera su papel de Helmut ZemoThe Falcon and The Winter Soldier”, que encara ya su recta final tras el estreno este viernes del cuarto de sus seis capítulos.

En una entrevista concedida a Europa Press, el actor que regresa a la saga tras encarnar al villano en “Capitán América: Civil War” (2016), destaca que el punto fuerte de las producciones de Marvel Studios para conectar con el público es conseguir que sus historias "reflejen lo que está pasando en la realidad" y, para conseguirlo, no tener miedo a "alejarse de los cómics" y "hacer algo más relevante, de más actualidad".

"Todo empieza por arriba con Kevin Feige que el 'mastermind' de Marvel y un hombre hiperinteligente que sabe que continuamente hay que reinventar y reinterpretar este género y añadir algo nuevo y sorprendente para mantener el nivel", señala Daniel Brühl al subrayar que esta capacidad de mutación y adaptación es algo que ya percibió en sus primeros contactos con Marvel Studios, antes del rodaje de “Civil War”.

De las dudas a la ilusión

"Hace unos años, cuando mi representante me llamó contándome que Kevin Feige quería quedar conmigo para hablar sobre un personaje de los cómics de Marvel, el Barón Zemo, me ilusionó ese encuentro. Pero cuando revisé los cómics pensé: 'Uy, si voy a hacer de un barón nazi y toda esa historia de Hydra...'. No estaba muy seguro a pesar de toda la ilusión por el Universo de Marvel", recuerda el actor hispano-alemán que confiesa que en aquel primer contacto le sorprendió el plan de Feige para hacer algo "totalmente diferente" a lo que estaba escrito en las grapas.

La primera aparición de Zemo data de diciembre de 1973 en el número 168 de Capitán América donde se le presenta como un talentoso científico alemán conexiones con los nazis y con un coeficiente intelectual propio de un genio. Por el contrario, en el UCM, el personaje es un líder paramilitar natural de Sokovia, cuya familia murió en el ataque de Ultrón a la ciudad europea. Culpando de su muerte a los superhéroes, ideó un plan para dividir al grupo de héroes que cristalizó en los eventos de “Civil War”.

"Quería coger ese personaje y darle la vuelta, reinventarlo teniéndome a mí en mente", insiste Daniel Brühl que asegura que eso es lo que hace Marvel Studios con todo su material: pariendo de una base sólida que ha ganado adeptos durante décadas en los cómics, adaptan y transforman sus personajes e historias para "reflejar lo que está pasando en la realidad". Lo hace, además, sin tener miedo a "alejarse de los cómics" para hacer algo "más relevante" y "de más actualidad".

De hecho, uno de los aspectos más interesantes de “Falcon y el Soldado de Invierno” es que la serie está ambientada en un mundo roto, quebrado tras una gran tragedia global después de la gran batalla que los Avengers libraron contra el villano alienígena Thanos en “Infinity War” y “Endgame”, donde la mitad de la población se convirtió en cenizas y regresó cinco años después para, de nuevo, poner todo patas arriba.

Un panorama en el que, tal y como reconoce Daniel Brühl, se pueden de nuevo encontrar similitudes con algunas de las situaciones que se viven hoy en día en una sociedad que intenta volver a la normalidad y salir de una pandemia global.

Un mundo distinto, un Zemo distinto

Y en ese mundo totalmente patas arriba, que se enfrenta a amenazas como los Flag-Smashers, un grupo de rebeldes terroristas que se han hecho con el suero del súper soldado y que, al grito de “Un mundo, un pueblo”, quieren que todo vuelva a ser como antes de que regresaran los desaparecidos en un planeta sin fronteras, Zemo también ha cambiado. Y mucho.

Para enfrentarse a estos terroristas con capacidades sobrehumanas, Sam Wilson y Bucky Barnes, de nuevo interpretados por Anthony Mackie y Sebastián Stan, recurren al que fuera su gran enemigo y, especialmente, a sus conocimientos sobre Hydra y los secretos del suero. Esta improbable alianza entre Falcón, Soldado de Invierno y Zemo, es una nueva vuelta de tuerca al personaje. Algo que Daniel Brühl califica como un auténtico "lujazo".

"Cuando me ofrecieron la serie de nuevo pensé: 'Otra vez han cambiado el personaje y de forma bastante importante'", señala la estrella que destaca cómo la serie permite explorar elementos o facetas desconocidas como su sentido del humor, sus aristocráticos orígenes familiares o su icónica máscara púrpura.

"Todo eso me ofreció unas posibilidades completamente nuevas... y es un lujazo. Porque cuando reactivas un personaje tienes miedo de hacer lo mismo y de ser redundante, pero cuando leí los guiones pensé: 'Esto no va a ser para nada aburrido, sino que va a ser refrescante y nuevo'", concluye.

The Falcon and The Winter Soldier” estrenó su cuarto episodio este viernes 9 de abril en la plataforma Disney+.

(Con información de Europa Press)

NUESTROS PODCASTS

"Mi novela favorita": Las grandes obras de la literatura clásica con los comentarios del Premio Nobel Mario Vargas Llosa. Una producción de RPP para todos los oyentes de habla hispana.

“La Odisea” es un poema épico griego atribuido a Homero, un personaje que pertenece más al mito que a la historia. Pese a ello su figura ha sobrevivido 4 mil años como el autor de La Ilíada y La Odisea, los dos poemas épicos que inician la literatura universal.