Nuestra reseña sobre el primer capítulo de
Lee nuestra reseña sobre el primer capítulo de "Peacemaker". | Fuente: HBO Max

Una incorrecta crítica a la incorrección. Esta es nuestra primera impresión sobre “Peacemaker”, la nueva serie de DC Cómics y HBO Max, que el jueves 13 estrenó sus tres primeros capítulos. A continuación, nuestra reseña sobre el primero.

“Un giro completamente nuevo” es el título de este episodio que, a lo largo de 46 minutos, nos presenta a los personajes de la serie y su razón de ser dentro de la misma. Este capítulo es justamente eso: una introducción. No hay tanta acción como promete el último trálier, pero sí diálogos muy divertidos, que permiten saber quién es quién.

De arranque, vemos a la estrella del show, Peacemaker, interpretado por John Cena en un papel que le cae como anillo al dedo o como casco a la cabeza, siendo dado de alta tras los incidentes de “Escuadrón Suicida”.

Antes de seguir, debemos hacer una breve pausa para explicar qué rayos pasó en “Escuadrón Suicida”. Peacemaker fue seleccionado por la directora de operaciones Amanda Waller para conformar, junto con otros desadaptados, un equipo que debe cumplir con una misión secreta. Al ver a sus compañeros rebelarse a las órdenes de Waller, Peacemaker se vio “obligado” a atacarlos. Por ese motivo, uno de ellos, Bloodsport, lo dejó en coma.

 

Una sátira patriota

Ni bien Peacemaker es dado de alta, estamos frente a lo que simboliza: una sátira del hombre blanco estadounidense; no de todos obviamente, sino del que se llama a sí mismo patriota y cree representar mejor que nadie los valores del país. En su diálogo con Jamil, el trabajador de limpieza del hospital, le suelta fake news sobre Aquaman, de quien dice tiene relaciones con peces. Y, en retorno, es acusado de racista por estar más atento a los actos de las minorías.

Las noticias falsas y el desprecio por las minorías estuvieron a la orden del día durante los cuatro años que duró la “era Trump”, de parte de gente que, al igual que Peacemaker, están obsesionados con los colores de la bandera y otros símbolos, como el águila, y se creen con mayor derecho a vivir en dicho suelo.

Más adelante, lo veremos comportarse de manera sexista con cuanta mujer se le ponga al frente. Las llamará con adjetivos machistas o les propondrá tener sexo sin ningún tipo de inhibición. Y allí está otro rasgo resaltante de Peacemaker: es tremendamente cínico, incorrecto, y esta incorrección será desafiada en todo el capítulo.

Sin embargo, en este primer episodio también entenderemos por qué es así. Y es allí donde aparece la figura paterna, a quien visita al poco tiempo de salir del hospital. Su padre, interpretado por Robert Patrick (el T-1000 de “Terminator 2”), es más racista, homofóbico y “conspiranoico” que él. Incluso lo ve como una vergüenza, al haberse dejado encarcelar y disparar.

El nuevo equipo y la misión

Pero no nos adelantemos. Antes de ver a su padre, Peacemaker se da con que, para no volver a la cárcel, deberá formar parte de un nuevo equipo de operaciones secretas, el cual está conformado por dos antiguos subordinados de Amanda Waller quienes, tras desobedecer sus órdenes en “Escuadrón Suicida”, han sido degradados: la mortal Emilia Harcourt (Jennifer Holland) y John Economos (Steve Agee), el “cerebro” del equipo.

Quien parece que será el brazo derecho de Peacemaker es Leota Adebayo (Danielle Brooks), la "chica nueva". Ella representa todo lo opuesto a él: es afroamericana, lesbiana y de complexión ancha. Pero también tiene algo en común: es parlanchina y posee un sentido único del humor. Adebayo es, además, la hija de Amanda Waller, y sus ojos y oídos en la misión que deberán realizar.

El líder es Clemson Murn (Chukwudi Iwuji), un experimentado mercenario que trabaja para Waller y está a cargo del “Proyecto Mariposa”. Él necesita a Peacemaker para matar a sus objetvos: si se opone, vuelve a prisión; si se escapa, la bomba que tiene en la base del cráneo detonará.

Una mención aparte merece Eagly, el águila de cabeza blanca (uno de los símbolos de los que hablamos al inicio). Este animal de poderoso pico largas alas es el “sidekick” de Peacemaker, su compañero en la pelea y quien más cariño le muestra.

¿Qué más pasa en el capítulo?

Peacemaker recoge a Eagly y un nuevo traje de la casa de su padre, quien esconde en su sótano todo un arsenal de armas especiales. Este le dice que espera que haga algo bueno, como matar comunistas, negros o judíos, a lo que su hijo responde que él no hace esas cosas, sino que pelea contra el crimen. Allí se refleja la tensión entre el protagonista y su progenitor.

El equipo también se reunirá en un restaurnte, donde Peacemaker recibirá su primera misión: asesinar a un senador, del que solo se dice que representa una amenaza para los ciudadanos.

El capítulo no podía terminar si un poco de violencia. Tras ser rechazado por Harcourt en un bar, Peacemaker ligará con otra chica, que lo llevará a su casa. Esta última resultará tener habilidades sobrehumanas muy similares a las de un felino y tratará de matarlo sin razón alguna. Ambos pelearán semidesnudos, con un clásico del glam rock de fondo: “I don´t love you anymore” de The Quireboys. Golpes y mucha sangre, el final perfecto para un capítulo tan cargado de información.

NUESTROS PODCASTS

Entendí esa referencia

EER 3x22 Final de temporada: nuestro ránking del año, por qué vemos series y películas y el adiós

Se terminó el año y se terminó también la tercera temporada del podcast. Empezamos haciendo un ejercicio de nostalgia seriéfila y cinéfila; luego comentamos cuáles son nuestras producciones favoritas del año; y al final, el momento "que la fuerza te acompañe". Ha sido un gran viaje.