Los niños que crecen en un entorno tierno poseen mayor seguridad emocional. | Fuente: Andina | Fotógrafo: Andina

En muchos hogares, los padres consideran que las reprimendas verbales y los golpes son la mejor manera de corregir el comportamiento de los niños. Sin embargo, los especialistas indican que estas prácticas limitan el aprendizaje y no permiten resolver pacíficamente los conflictos.

"Educar con ternura significa aprender a escuchar, comprender, hablar, enseñar y celebrar el comportamiento positivo de los niños y niñas. De esta manera, se garantiza un buen desarrollo cerebral, seguridad emocional y autoconfianza que los motivará a aprender manteniendo un buen desempeño académico", señalan los especialistas de la ONG World Vision.

Además, indican que con ternura, los niños aprenderán a controlar sus emociones negativas e impulsos agresivos, serán empáticos y tomarán decisiones reconociendo las diferencias entre lo bueno y lo malo.

Bajo esta premisa, RPP Noticias apoya a World Vision y se une a la campaña "Pacto de Ternura por un Perú libre de violencia contra la niñez", que busca comprometer a los padres a establecer relaciones de amor, comunicación, afecto y respeto con sus hijos.

Mayor información en: www.pactodeternura.pe

¿Qué opinas?