Wikimedia Commons

La deficiencia de vitamina A en niños menores de cinco años edad está relacionada a enfermedades infecciosas y parasitarias. Esta deficiencia por lo general obedece a la poca ingesta de verduras y frutas de color verde oscuro, anaranjado y amarillo intenso, informó el Ministerio de Salud (Minsa).

La vitamina A ayuda a la formación y el mantenimiento de dientes sanos, tejidos blandos y óseos, de las membranas mucosas y de la piel. También cumple un papel importante en el desarrollo de una buena visión.

Este micro nutriente se encuentra en alimentos de origen animal como el hígado, aceites de hígado de pescado, huevos y productos lácteos fortificados. También está presente en las hortalizas verdes y amarillas (acelgas, espinacas, brócoli, camote, zanahoria y zapallo) y en frutas, como por ejemplo el aguaje, mango y papaya.

Los especialistas del Minsa indican que estos alimentos deben ser ingeridos conjuntamente con cierta cantidad de grasa para que el organismo pueda absorber esta vitamina.

Afirmaron que existen diversas maneras de aumentar la ingesta de este micro nutriente en la población, como por ejemplo mediante la administración de suplementos de vitamina A, fomentar el consumo de alimentos ricos en esta sustancia y con la fortificación de alimentos con vitamina A.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta que una sobredosis puede resultar tóxica al sobrepasar la capacidad del hígado para almacenarla.