Andina

El Ministerio de Salud advirtió que el obligar a retener la orina a los escolares durante la clase puede llevar a que algunos niños padezcan infecciones urinarias, lo que podría generarles a futuro alteraciones en el funcionamiento renal y hasta insuficiencia renal irreversible.

Según explicó la nefróloga del Instituto Nacional de Salud del Niño, Victoria López Córdova, esta situación puede originar que el menor tenga una vejiga “aguantadora” y por ello, dijo, los maestros deben brindar todas las facilidades, en especial a los de primaria, para que acudan a los servicios higiénicos.

“Los maestros son claves para prevenir estos temas pues pasan una gran parte del día con los niños y son ellos quienes otorgan o no permisos. Un niño que pide autorización para ir al baño y no lo obtiene estará viendo perjudicada su salud y tendrá altas probabilidades de adquirir estos males” advirtió.

Asimismo, indicó que en el caso de los menores en etapa pre kinder, estos deben acostumbrarse a orinar cada dos horas. López Cordova señaló que las infecciones urinarias en los niños son comunes y se presentan desde recién nacidos y en toda época del año.

Por ello, recomendó enseñarle a los menores métodos preventivos como el limpiarse de adelante hacia atrás, usar ropas interiores de algodón y no de telas sintéticas.

“Es importante hacer hincapié en la buena higiene pero nunca debemos abusar del jabón pues este quita la protección de grasa de la piel y los genitales se inflaman. El jabón germicida no debe usarse en los genitales,” afirmó.

Asimismo, indicó que aquellos niños que no crecen y que sufren de anemia deben acudir al nefrólogo ya que podrían tener insuficiencia renal silenciosa.