La sarcopenia se define como una pérdida de la masa muscular junto con la pérdida en la fuerza muscular o bien la funcionalidad, y puede llevar a consecuencias graves de salud, como la fragilidad o discapacidad. Esta pérdida de masa muscular afecta a casi el 30% de los adultos mayores de 60 años y el 50% de los mayores de 80.

El deterioro muscular es a menudo causado por la ingesta reducida de nutrientes que no solo ponen en peligro la independencia y la vitalidad de los adultos mayores, sino que también representa una carga financiera para los sitemas de salud.

"Se debe pensar en la pérdida de masa muscular, incluso cuando se es jóven, comenzando a los 30 años. Retrasar el proceso y cambiar la pendiente si es posible", dijo a RPP noticias la doctora Isabel Vera, gerente médico de Laboratorios Abbott.

Por otro lado el doctor Roberto Salinas, experto en geriatría de la clínica Anglo Americana, dijo que los síntomas comunes de la sarcopenia son: la debilidad, el cansancio y la fatiga.

"Para evitarla es importante el consumo de alimentos ricos en aminoacidos, como el camu camu, el sacha inchi, el maní o la soya, además de la ingesta de vitamina "D", presente en lácteos y suplementos de nutrición", agregó.