Un estudio publicado en la revista Neurology, sostiene que las personas con depresión pueden tener el triple de riesgo de desarrollar enfermedad de Parkinson.

"Otros estudios ya habían vinculado la depresión a enfermedades como el cáncer y los accidentes cerebrovasculares, pero el nuestro sugiere que la depresión también puede ser un factor de riesgo independiente para la enfermedad de Parkinson", señala el autor del estudio, Albert C. Yang, del Hospital General de Veteranos de Taipei en Taiwán.

Los investigadores analizaron los registros médicos de 4.634 personas con depresión y 18.544 sin ella durante más de diez años, así como el riesgo de la enfermedad de Parkinson.

Síntoma

Durante el periodo de seguimiento, 66 personas con depresión o el 1,42 por ciento, y 97 sin depresión o el 0,52 por ciento, fueron diagnosticados con la enfermedad de Parkinson.

Las personas con depresión registraron 3,24 veces más de probabilidades de desarrollar Parkinson que aquellas sin depresión.

"Quedan muchas preguntas abiertas, incluyendo si la depresión es un síntoma precoz de la enfermedad de Parkinson en lugar de un factor de riesgo independiente para la patología", dice Yang.

"Nuestro estudio también encontró que la depresión y la edad avanzada y dificultades para tratar la depresión son factores de riesgo importantes también", concluye.