Metal Gear
El camuflaje de la caja de cartón de Metal Gear fue utilizado por un marine para evitar la detección de una máquina militar con IA. | Fuente: Konami

Metal Gear es una de las sagas más importantes de la industria de los videojuegos y, pese a que prácticamente está en pausa desde hace años por la salida de su creador Hideo Kojima de Konami, sigue siendo recordado por su poderoso mensaje antibélico y todos los elementos que introdujo en su diseño de juego. Uno de sus aportes más icónicos fue la caja de cartón usada por el protagonista Solid Snake para burlar a los soldados enemigos o evadir las cámaras de vigilancia instaladas en las áreas que debía recorrer.

Sorprendentemente, resulta que este objeto no solo es efectivo en el aclamado videojuego, sino también en la vida real. Según mencionó Shashank Joshi, periodista de The Economist especializado en finanzas relacionadas a departamentos de defensa, existe un pasaje en el libro “Cuatro campos de batalla: el poder en la era de la inteligencia artificial” que menciona como ocho marines del ejército estadounidense usaron la caja de cartón para esquivar la detección de una máquina militar con IA instalada.

Una curiosa anécdota en pruebas militares reales

A través de su cuenta oficial de Twitter, Joshi publicó unos cuantos pasajes de “Cuatro campos de batalla: el poder en la era de la inteligencia artificial” (Four Battlegrounds: Power in the Age of Artificial Intelligence), un libro escrito por Paul Scharre que será lanzado en su versión al inglés el próximo 28 de enero. En esta publicación, el autor reflexiona sobre los cambios sociales, políticos y económicos que están sucediendo por el uso de la inteligencia artificial en sistemas.

En uno de estos pasajes, Scharre menciona una anécdota que ocurrió cuando un alto mando del ejército pidió a un grupo de ocho marines que evadieran la atenta mirada de un robot militar con un sistema de detección de personas basado en IA. Estos agentes llevaban unos seis días apoyando a un equipo de ingenieros de DARPA -Agencia de Proyectos Avanzados de Estados Unidos- para que mejoren los algoritmos de la máquina.

No obstante, llegado el séptimo día de las pruebas, uno de los encargados decidió invertir el proyecto y solicitó a los marines tratar de engañar al sistema del robot. Para ello, lo situaron en el centro de un círculo amplio y los agentes debían acercarse y tocarlo sin ser detectado.

Evadiendo la detección al estilo Solid Snake

Para lograr evitar que el sistema los encuentre, los marines idearon todo tipo de extravagantes estrategias para despistar las atentas cámaras y algoritmos de la máquina. Uno de ellos se acercó dando volteretas lentamente sobre el suelo mientras que otro se disfrazó de árbol de modo que solo se podía apreciar su sonrisa y fue aproximándose poco a poco.

Sin embargo, el método más curioso fue el de un agente que se metió en una caja de cartón al más puro estilo de Solid Snake en el videojuego desarrollado por Hideo Kojima y Konami. La inteligencia artificial no pudo descifrar que había un marine en el interior de este objeto debido a que sus creadores la diseñaron para detectar soldados acercándose corriendo, caminando o arrastrándose por el suelo, movimientos normales en un contexto bélico.

No se tiene claro si el marine se basó en Metal Gear para idear este método, pero no cabe duda de que funcionó.

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify.