Snorlax
Las grabaciones del vehículo demuestran que los policías intentaban atrapar un Snorlax cuando se presentó el asalto en curso. | Fuente: Niantic

Aunque con menor masividad que antes, Pokémon Go sigue siendo uno de los juegos de celulares más jugados en el mundo. Y entretiene tanto, que hasta puede hacerte perder tu empleo.

Dos policías de Los Ángeles, Estados Unidos, fueron impedidos judicialmente de regresar a sus empleos luego de haber sido despedidos por jugar Pokémon Go e ignorar un robo en curso.

El caso

El suceso ocurrió en 2017 y fue registrado por la cámara de video que llevaba el patrullero.

Ambos oficiales, llamados Louis Lozano y Eric Mitchell, ignoraron una solicitud de respaldo por estar jugando, según documentos judiciales. Los dos estaban estacionados cerca de un robo en curso, y después de que los oficiales que respondieron hicieran una llamada de refuerzo, Lozano y Mitchell aparentemente ignoraron la llamada y abandonaron el área.

Cuando se les preguntó más tarde por qué no habían respondido a la llamada, los dos oficiales dijeron que estaban en un área ruidosa y que no podían escuchar su radio. El supervisor de ambos policías se mostró escéptico ante su explicación y revisó el sistema de grabación del automóvil, lo que reveló que los dos habían escuchado la llamada y optaron por irse a otro lado porque no querían ayudar. Denunció el incidente, lo que abrió una investigación formal.

Según los documentos judiciales, una revisión exhaustiva del sistema de video del automóvil reveló que poco después de abandonar la escena del robo, se podía escuchar a los dos oficiales discutiendo por jugar Pokémon Go, incluido una forma de atrapar y llegar a un Snorlax que había aparecido en su ruta.

Los oficiales trataron de apelar la decisión ante la justicia de Los Ángeles, pero la corte les denegó la petición.

En presentaciones judiciales anteriores, la junta de derechos, que despidió a los dos oficiales, declaró que "jugar Pokémon Go mostró un total desprecio por la comunidad, desperdició recursos, violó la confianza pública y fue poco profesional y vergonzoso para el Departamento". También dijo que los oficiales mintieron y, por lo tanto, “su comportamiento reflejó negligencia grave, cobardía, falta de consideración y engaño”.

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.