Review | Devil May Cry 5: Nada en el mundo puede ser más ‘cool’ que Dante (Video)

Analizamos Devil May Cry 5, el cierre de la saga de Dante, el cazador de demonios más cool de la historia de los videojuegos y cómo este título te hace regresar a tu infancia, cuando eras un niño de 13 que creía que poder dominar el mundo.

Seiyi Kohayagawa

Aficionado a todas las formas de RPG. Ilustrador y mercadólogo en formación.

Devil May Cry 5 nos lleva a una época más sencilla, donde nuestro concepto de lo 'genial' era representado por su protagonista Dante.
Devil May Cry 5 nos lleva a una época más sencilla, donde nuestro concepto de lo 'genial' era representado por su protagonista Dante. | Fuente: Capcom

El núcleo de Devil May Cry: Chuunibyou

Si existe una palabra que pueda englobar la franquicia Devil May Cry es “Chuunibyou”, también conocido como “Síndrome del octavo grado”. Se trata un término coloquial japonés usado para describir cualquier joven de 13 a 14 años que sufre de delirios de grandeza. Esta etapa transitoria entre infante y adolescente hace que la persona tenga la ilusión de poseer poderes especiales o dones sobrenaturales, que los elevan como seres superiores o sencillamente más ‘cool’ que el resto.

Puedes ver la versión en video de este análisis en el siguiente enlace.

Un conocido ejemplo de Chuunibyou es el capítulo 16 de Neon Genesis Evangelion, donde el protagonista Shinji Ikari (14 años), quien no está acostumbrado a tener éxito en nada en la vida o ser reconocido de cualquier forma, súbitamente es calificado como el mejor piloto de Evangelion.

Los tres protagonistas. V, Dante y Nero.
Los tres protagonistas. V, Dante y Nero. | Fuente: Capcom

Este reconocimiento sin precedentes hace que la confianza y aires de grandeza de Shinji se eleven al cielo: esto es retratado en una escena en un bus, donde él observa la palma de su mano y la convierte en un puño cerrado. Es un gesto de poder acompañado de una sonrisa. Inmediatamente, unos niños lo miran de lejos y se ríen de él y su prepotente gesto, borrando la autoestima de Shinji, quien se ve ridiculizado por infantes con los pies más en la tierra que él.


El juego está lleno de referencias a entregas anteriores.
El juego está lleno de referencias a entregas anteriores. | Fuente: Capcom

El capítulo termina con Shinji siendo presa de su nueva confianza y temeridad, es víctima del ataque de un ángel que lo aísla en la oscuridad donde tiene una introspección pseudo-intelectual que termina con su etapa Chuunibyou para siempre, tal como pasará con todos los jóvenes que actualmente tienen “síndrome” y como posiblemente pasó contigo.

Lo verdaderamente
Lo verdaderamente "cool" regresa. | Fuente: Capcom

Dante fue diseñado para ser la encarnación antropomórfica del Chuunibyou. La versión más popular del personaje es la de Devil May Cry 3 y es por un buen motivo, cada expresión verbal y motriz de este adolescente cazador de demonios, que aparentemente puede hacer todo bien, representa todo lo que tu yo de 13 años creía -o quería-  ser. Todo acerca de Dante grita Chuunibyou.

'V' pelea de un modo único, nunca antes visto en la franquicia.
'V' pelea de un modo único, nunca antes visto en la franquicia. | Fuente: Capcom

Un diseño enfocado

Aunque todos queremos fingir que nunca sucedió, en el año 2013 la franquicia fue reiniciada y recibió el nombre de DMC: Devil May Cry (¿Devil May Cry: Devil May Cry?), fue desarrollada por el estudio occidental Ninja Theory y reinterpretó el concepto de “cool” forjado en la tercera y cuarta entrega. Esta versión fue pobremente recibida debido a que, más allá de su aspecto técnico -el cual no era del todo malo- el protagonista no era en verdad Dante, aunque se viera obligado a literalmente decirlo.

Dante regresa como el ser más perfecto de la historia de los videojuegos.
Dante regresa como el ser más perfecto de la historia de los videojuegos. | Fuente: Capcom

Como dijo Tywin Lannister en Tormenta de Espadas: “Cualquier hombre que tiene que decir, yo soy el rey, no es un verdadero rey”.

Hideaki Itsuno, director de Devil May Cry 5, entendió el mensaje de la comunidad y decidió estudiar qué es lo que daba una identidad propia a Devil May Cry y la encontró en la tercera parte de la franquicia, de la cual esta última entrega se alimenta mucho.

Dante cambia de personalidad en cada entrega de la saga, pasando de ser un sujeto con el carisma de una galleta de agua en la segunda entrega, al Chuunibyou más ‘canchero’ de la historia de los videojuegos. En Devil May Cry 5, Dante es una mezcla de la personalidad alocada de su versión adolescente y la figura de mentor experimentado que muestra en la cuarta parte. Esta encarnación ha sido retratada por los memes de internet como el “Wacky Woohoo Pizza Man” o “Boomer Dante”, un hombre mayor que es demasiado ‘cool’ para asentarse o ceder el protagonismo al joven Nero.

'V' necesita rematar a sus enemigos con su bastón.
'V' necesita rematar a sus enemigos con su bastón. | Fuente: Capcom

En el aspecto visual, se tomó la decisión de utilizar el motor gráfico RE Engine, propiedad de Capcom, el cual fue utilizado en títulos como Resident Evil 7 y Resident Evil 2 Remake. Este potente motor le otorga una estética más realista a los rostros y proporciones anatómicas de los personajes, alejándose diametralmente del estilo anime de Devil May Cry 4 y sin llegar a ser excesivamente “edgy” o pretencioso como DMC: Devil May Cry.

Su estilo de juego es muy diferente al de Dante y Nero.
Su estilo de juego es muy diferente al de Dante y Nero. | Fuente: Capcom

"Dante debe morir"

Es hora de hablar de mecánicas. Esta franquicia se caracteriza por separar a los jugadores en dos niveles diferenciados de habilidad. Por encima del iceberg se encuentran los jugadores casuales y aficionados a los juegos de acción y bajo el nivel del mar se encuentran los, por decirlo de un modo, “entusiastas”.

Por otro lado, el modo en el cual Devil May Cry 5 está diseñado permite que un jugador con el suficiente nivel de dedicación pueda aprender a explotar al máximo las mecánicas del juego y pueda realizar espectáculos visuales inhumanos. Existen en YouTube una gran cantidad de videos de exhibiciones de combos que te hacen pensar “¿de verdad podía hacer todo eso?”.

Nero tiene acceso a una gran variedad de
Nero tiene acceso a una gran variedad de "Devil Breakers", brazos protésicos con poderes ocultos. | Fuente: Capcom

El juego posee el modo “Humano” y el modo “Automático” para aquellos que sencillamente quieren hacer cosas “cool” sin esforzarse mucho en cómo hacerlas, por otro lado, el modo “Cazador de demonios” y el modo “Manual” permiten una experiencia donde sentirás que realmente eres tú quien está provocando todo ese caos de cortes y balas. Cada vez que termines el juego desbloquearás consecutivamente una dificultad adicional como “Hijo de Sparda”, “Dante debe morir”, “Cielo o Infierno” y “Doble Infierno”, cada una más inclemente que la anterior. Estas dificultades no se limitan en aumentar el daño recibido y la vitalidad de los enemigos, también hará que, por ejemplo, enemigos del final del juego aparezcan en la primera misión y les dará a todos movimientos nuevos que te sorprenderán en cada “pasada” que le des al juego.

Las bestias de V nacen de sus tatuajes. En el caso de Nightmare, nace del tinte negro de su cabello.
Las bestias de V nacen de sus tatuajes. En el caso de Nightmare, nace del tinte negro de su cabello. | Fuente: Capcom

Los tres protagonistas

Por primera vez en la historia de la franquicia tenemos tres personajes jugables en la versión básica del juego, cada uno posee un estilo y dificultad bastante diferenciadas. Personalmente, me parece curioso cómo cada personaje refleja narrativamente su trasfondo en mecánicas.

En primer lugar, tenemos Nero, el joven y colérico cazador de demonios protagonista de Devil May Cry 4. Su personalidad frontal y explosiva se referencia en la mecánica Exceed de su espada Red Queen, la cual acompaña sus cortes con descargas de fuego devastadoras; su conducta despreocupada es retratada con la mecánica de hacer explotar sin piedad los valiosos brazos protésicos (conocidos como Devil Breakers) creados por su mecánica Nico con tal de hacer trizas a sus enemigos. Como sabemos gracias a los tráilers, Nero ha perdido su brazo demoníaco, el Devil Bringer y si nos quedamos sin Devil Breakers tendremos que arreglárnoslas sólo con Red Queen y el revolver Blue Rose.

La mecánica Exceed regresa de Devil May Cry 4.
La mecánica Exceed regresa de Devil May Cry 4. | Fuente: Capcom

Luego tenemos a V, un nuevo protagonista del cual inicialmente no sabemos absolutamente nada. Esta naturaleza oculta se refleja en su sistema de juego: V se oculta de sus enemigos poniendo a sus mascotas demoníacas Shadow y al parlanchín Griffon entre él y la acción mientras recita palabras crípticas que pueden –o no- ocultar oscuros secretos. Finalmente, tal como se espera de su arco argumental, V puede sorprender al enemigo usando su Devil Trigger para invocar al colosal Nightmare y aplastar a sus oponentes. Por cierto, Shadow, Griffon y Nightmare son nombres de jefes vistos en Devil May Cry 1.

La historia de 'V' será uno de los más grandes misterios del juego.
La historia de 'V' será uno de los más grandes misterios del juego. | Fuente: Capcom

Por último, tenemos al favorito de todos, el legendario cazador de demonios Dante. La amplia experiencia del hijo de Sparda y su tendencia en ser “cool” en absolutamente todo se refleja en la absurdamente amplia cantidad de opciones que posee.

Dante es el personaje más satisfactorio de jugar.
Dante es el personaje más satisfactorio de jugar. | Fuente: Capcom

Dante posee 4 armas de combate cercano y 4 armas de fuego, la cuales podrá cambiar libremente en medio de una lucha. Tenemos la clásica espada Rebellion, los guanteletes Balrog con los cuales podremos aplicar diversos movimientos de box y capoeira, la motocicleta Cavaliere que puede transformarse en un par de trituradoras giratorias y el retorno de una favorita de Devil May Cry 3, los nunchakus triples Cerberus.

Dante tiene a su disposición un enorme arsenal, como ya es costumbre.
Dante tiene a su disposición un enorme arsenal, como ya es costumbre. | Fuente: Capcom

Los estilos de combate están de regreso. Nacidos en Devil May Cry 3, cada uno le otorga a Dante poderes únicos al presionar el “botón de estilo”. Trickster es un estilo enfocado en la movilidad y esquiva, Royalguard te permite hacer precisos bloqueos a los ataques de los enemigos y devolverlos, Gunslinger amplía la cantidad de movimientos de tus armas de fuego y Swordmaster hacer lo mismo con las armas de corto alcance. Puedes cambiar entre los 4 en medio del combate de manera instantánea.

He de mencionar que lograr combos con Dante es extremadamente satisfactorio, en especial al lograr cambiar estilo entre golpes de manera efectiva.

La generación de los cierres

Devil May Cry utiliza una narrativa no lineal para enganchar la curiosidad del jugador e interesarlo sobre qué sucederá a continuación o cómo llegaron las cosas a irse tanto al demonio. Además, el juego deliberadamente construye una expectativa y preparación que te mantendrá con el corazón en la boca hasta el final con una horrible pregunta: “¿Dante va a morir?”. No querrás ni pensar en ello.

La historia es sencilla, pero sumamente cumplidora. Dar más detalles de los mencionados no vale la pena, pues podría arruinar la experiencia completa. Sin embargo, lo que sí se puede sentir durante todo el viaje es que este juego pertenece a la actual “generación de los cierres” como Kingdom Hearts 3, Yakuza 6 o Dark Souls 3 ya que una gran cantidad de diálogos y elementos rinden homenaje a todas las entregas de la franquicia. Todo esto es un gran gesto de cariño y respeto a quienes han seguido las aventuras de Dante estos 18 años.

Este título marca el final de la saga de Dante.
Este título marca el final de la saga de Dante. | Fuente: Capcom

Conclusión - Vuelve a ser un Chuunibyou

El aspecto mecánico, la banda sonora, el diseño gráfico y narratividad del título son sobresalientes. Definitivamente podría alzarse como el mejor Devil May Cry de la saga, inclusive superando a la legendaria tercera entrega.

La historia de Dante, según Hideaki Itsuno, ha terminado.

Sin embargo, al terminar Devil May Cry 5 no me sentí triste. En realidad, mi corazón estaba palpitando de emoción como cuando en el 2005 jugué por primera vez Devil May Cry 3 en mi PlayStation 2 y mi pueril mente de Chuunibyou de 13 años pensaba que nada en el mundo podía ser más cool que Dante.

El título cumple con todo lo que promete y sobrepasa las espectativas.
El título cumple con todo lo que promete y sobrepasa las espectativas. | Fuente: Capcom

Calificación

 

Gráficos 

5

Jugabilidad 

5

Narrativa 

4.5

Banda sonora 

5

 Nota final: 4.8