"No le recomendaría a nadie hacer lo mismo", declaró Freddie Andrews. | Fuente: ViralHog

Una noche de copas entre amigos bastó para que el joven Freddie Andrews decidiera deslizarse por la rampa de una escalera mecánica en el Metro de Londres (Inglaterra).

No obstante, el británico de 22 años no imaginó que las consecuencias que pagaría por su hazaña estallarían en Internet y sobre su estado físico.

Todo comenzó el pasado 21 de diciembre, cuando Andrews y sus amigos se encontraban en la estación London Bridge, luego de haber asistido al Campeonato Mundial de Dardos PDC.

"Estaba muy borracho, había bebido unas 10 pintas (alrededor de cinco litros de cerveza). No había gente en la escalera mecánica y pensé ¿por qué no?", explicó al Evening Standard.

Su compañero, James Gower, grabó para Twitter el preciso momento en que Andrews empieza a deslizarse sobre una rampa entre dos escaleras mecánicas hasta golpear un botón de parada de emergencia con sus genitales. Las risas estallan y, tras una breve parada, su veloz descenso continúa hasta chocar su trasero contra una señal metálica y salir despedido por los aires.

El joven solo sufrió algunos cortes y moretones, aunque reconoció que las consecuencias no las sintió hasta el día siguiente. "Apenas podía caminar", explicó. "Mi familia piensa que fui un idiota. Pero ahora que ya ha pasado, piensan que es realmente divertido".

El video original en Twitter ha superado las 23.3 millones de reproducciones.

0 Comentarios
¿Qué opinas?