Una muestra de orina puede decirnos cuándo estamos fatigados

Científicos chinos desarrollaron prueba de orina que podría determinar la fatiga en una persona.
Tres sustancias en la orina pueden servir para determinar la fatiga | Fuente: Getty Images

¿Cuándo debemos tomar un descanso? Bostezar, cabecear y pensar lentamente pueden ser algunos indicadores adecuados. Sin embargo, la ciencia ahora nos ofrece  una prueba más certera para saber cuándo debemos retirarnos al rincón más oscuro de nuestro trabajo y darnos un merecido descanso.

Según investigadores chinos, en la orina puede estar la clave bioquímica para determinar la fatiga. Zhenling Chen, Xianfa Xu y colegas analizaron muestras de orina de 45 controladores aéreos hombres, antes y después de un turno de ocho horas de trabajo. De los cientos de sustancias encontradas, el estudio destacó tres metabolitos estadísticamente destacables que pueden servir como indicadores de fatiga.  

“Proponemos la hipótesis de que el cuerpo humano es un sistema integrado, y que la fatiga mental trae cambios no solo a nivel psicológico sino también en la bioquímica de nuestro cuerpo. Dichos cambios bioquímicos son posibles de detectar en los metabolitos”, indican los autores.

Los metabolitos hacen referencia a cualquier sustancia producida durante el metabolismo (digestión u otros procesos químicos corporales).

La fatiga en el trabajo puede causar serios problemas. | Fuente: Getty Images

Una nueva forma de estudiar el cansancio

Si bien el descubrimiento debe ser corroborado con más estudios, los autores destacan que sus resultados iniciales representan una nueva manera de investigar y monitorear la fatiga. Además, es una aproximación novedosa para ayudar a prevenir errores potencialmente graves en trabajadores exhaustos.

“La fatiga mental en el trabajo es un problema serio, y puede atentar a la seguridad de las personas, especialmente en el sistema de transporte. Creemos que la fatiga mental es una causa directa de accidentes aéreos y terrestres. Estudios psicológicos indican que el cansancio repercute directamente en la disminución de la eficiencia en el trabajo, de la alerta y del rendimiento mental”, justifican los autores.

Existe una enfermedad llamada síndrome de fatiga crónica | Fuente: Getty Images

En el Perú, el cansancio y la somnolencia son frecuentes entre los conductores de ómnibus. Según un estudio realizado en el 2004 por la Universidad Cayetano Heredia y la Clínica Anglo Americana, 45% de los conductores entrevistados tuvieron un accidente o estuvieron a punto de tenerlo debido al cansancio experimentado. Asimismo, 55% dormían menos de 6 horas al día, 31% habían dormido menos de 6 horas en las últimas 24, y 80% acostumbraban conducir más de 5 horas sin descanso.

Además de la fatiga ocasional causada por falta de sueño y estrés, existe una enfermedad llamada síndrome de fatiga crónica. Se trata de un cansancio intenso y continuo que no se alivia con el descanso y no es causado directamente por otras enfermedades. La fatiga experimentada se caracteriza por ser nueva, durar al menos seis meses y ser tan intenso que impide a quienes lo sufren participar en ciertas actividades. El cansancio empeora cuando se está en posición vertical y no se alivia con el reposo en cama. El síndrome de fatiga crónica es frecuente entre mujeres de 30 a 50 años.