Una vacuna sin agujas y sin dolor

Investigadores de la Universidad de Berkeley, en California, han probado en conejos un dispositivo similar a una cápsula que tiene el poder de una vacuna.
El dispositivo se llama Mucojet, que sería una vacuna sin necesidad de las temidas agujas. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Un recién nacido llora apenas sale del vientre de su madre y en menos de 24 horas vuelve a hacerlo, porque le esperan dos vacunas esenciales, una que lo protegerá contra la tuberculosis y otra contra la hepatitis B. ¿Te imaginas evitarle ese sufrimiento?

Investigadores de la Universidad de Berkeley, en California, han probado en conejos un dispositivo del tamaño de una píldora, que cumpliría la función de una vacuna, solo que la inmunización se transmite vía oral sin necesidad de agujas.

"La droga se expulsa de la pastilla a una velocidad altísima para gentilmente permeabilizar las células epiteliales y para atravesar la mucosa", explicó Niren Murthy, profesor de Bioingeniería en UC Berkeley, a El País.

El estudio, publicado en Science Translational Medicine, todavía está en su fase inicial y el dispositivo se llama Mucojet. "Se inserta dentro de la boca contra la parte interior de la mejilla y una reacción química crea una presión en la boquilla y expulsa el medicamento como si fuera un volcán".

Con esta alternativa se podría facilitar la distribución de las inmunizaciones. "Seria genial poder distribuir mejor las vacunas, especialmente si hablamos de las zonas rurales. También para los padres que están preocupados de que su hijo se vacune varias veces en una consulta. Esto permitiría espaciar las vacunas porque se pueden administrar desde casa. No tendrias que ir al médico", según Dorian Liepmann, profesor de Bioingeniería Mecánica de UC Berkeley.