La versatilidad de los sistemas operativos y la infinidad de aplicaciones son otro factor que hace atractivo el uso de tablets en el aula. | Fuente: www.shutterstock.com
Educación

Tablets: lo bueno y lo malo de estudiar mirando la pantalla

Las tecnologías de la información ya gobiernan las aulas en algunas capitales del mundo, pero ¿son la mejor opción para la educación en colegios e institutos?

Durante el día estamos expuestos a múltiples dispositivos que nos ayudan a realizar tareas y planificar rutinas. Nadie discute la utilidad de un celular inteligente, una laptop o una tablet para el trabajo o las relaciones personales. Pero en los últimos años, este último dispositivo se ha abierto paso en un sector de gran importancia: la educación.

En algunos colegios de España, por ejemplo, los alumnos no llevan cuadernos ni libros al aula. Solo utilizan ‘tabletas’. En institutos de Alemania ocurre lo mismo. ¿Qué tienen las tablets que las hace atractivas en clase?

Consultado por el diario ABC, el docente español Ignacio de los Reyes, señala que los dispositivos "ofrecen muchas más posibilidades" que el material de estudio tradicional y de papel. "Permite una mayor creatividad en la comunicación con videos, presentaciones, podcasts, además de un acceso directo al internet y nuevas posibilidades de trabajo en grupo".

También hay ventajas para los profesores: "Mejora el flujo de entregas y correcciones". La versatilidad de los sistemas operativos y la infinidad de aplicaciones son otro factor que hace atractivo el uso de tablets en el aula.

Otros especialistas creen que el tamaño, el peso y la durabilidad de estos dispositivos los hacen ideales para el entorno educativo. La dinámica con las tablets en clase es otra ventaja: el profesor dirige el aula y el alumno se enfoca en su pantalla para vivir una experiencia didáctica interactuando con los contenidos.

Estos dispositivos permiten una mayor creatividad en la comunicación con vídeos y presentaciones. | Fuente: www.shutterstock.com

Pero también existe una corriente de opinión que reniega de la tecnología excesiva en el aula. Desaconsejan la tablet, en favor de la toma de apuntes, de la libertad de la página en blanco y del libro físico como material educativo con resultados garantizados por generaciones.

Otra desventaja estaría en el exceso de uso. Interactuar con la tablet en el aula y luego hacerlo en la casa, sin horarios ni restricciones, podría exponernos a esfuerzos visuales.

Sea cual sea tu postura frente al debate, recuerda que mucho más importante que el medio es la calidad del docente, cuán consistente es su propuesta educativa y cómo utiliza sus recursos.

Las tecnologías de la información ya gobiernan las aulas en algunas capitales del mundo. | Fuente: www.shutterstock.com
Queremos escucharte
Déjanos conocer tus dudas o comentarios para que nos comuniquemos contigo
Acepto estar de acuerdo con los términos y condiciones