eFootball 2022 se estrenó el 30 de septiembre en consolas de pasada y nueva generación, así como en PC. | Fuente: Konami
Más Consolas

Por: Fernando Chuquillanqui

Periodista, cinéfilo, coleccionista, gamer.

El anuncio de eFootball, la nueva franquicia futbolera de Konami, causó mucho desconcierto entre los fanáticos de Pro Evolution Soccer / Winning Eleven, que se veían obligados a despedirse de la querida saga después de un cuarto de siglo. ¿eFootball sería un digno sucesor?

Mucho se habló antes del estreno del videojuego, que no solo significaba el inicio de una nueva saga sino la incursión en nuevo modelo de negocio, el free-to-play. Sin duda, una arriesgada apuesta por parte de Konami que buscaba desprenderse de la sempiterna lucha con FIFA por las preferencias del género futbolero.

Este 30 de septiembre por fin se estrenó eFootball 2022 (nombre dado al inicio de esta temporada), y con él empezó a rodar la pelota. Todas nuestras interrogantes serían respondidas, ¿pero también nuestros temores serían confirmados? Así, sin más preámbulo, los invito a leer mi análisis.

Lo bueno

eFootball 2022 implementa un nuevo sistema jugable, mucho más enfocado a la simulación. Este cambio choca, definitivamente, para quienes venimos jugando los últimos PES, mucho más arcade.

Sin embargo, sí considero destacable este cambio, ya que por muchos años la comunidad le pedía a Konami innovación en la jugabilidad. Ahora tenemos una nueva configuración de botones, nuevos comandos y un ritmo de juego más pausado y realista.

Por ejemplo, ahora L2 (jugué la versión de PlayStation 4) sirve presionar al rival y quitarle la posesión del balón, pero el botón también sirve para proteger la pelota cuando nosotros la tenemos.

De igual modo, R2 es ahora el botón para correr, pero ahora tiene más versatilidad, ya que presionarlo repetidamente nos permitirá lanzar el balón unos metros hacia adelante para poder superar marcas a velocidad.

Este par de ejemplos son solo una muestra de los muchos cambios que hay en la jugabilidad respecto a PES. Los nuevos comandos nos demandarán un largo proceso de aprendizaje, ni qué decir para dominarlos a la perfección.

Antes de los partidos se han incluido interesantes animaciones, en las que vemos a los jugadores llegando al estadio, así como a los protagonistas realizando el entrenamiento previo. Sobre el final también se ve una entrevista al jugador más destacado. Son pequeños detalles que, creo yo, suman a la propuesta.

El online de eFootball 2022 funciona adecuadamente. En mis varias horas de juego, no he tenido mayores problemas de conexión o lag, y como el juego es gratuito apenas demoraba unos segundos para conseguir una partida.

Entre los pocos modos jugables de eFootball 2022 al momento de su lanzamiento, está un evento llamado Worldwide Clubs, en el que debemos elegir a nuestro equipo favorito y disputar partidos aleatoriamente con personas alrededor del mundo, a fin de sumar victorias.

En esta modalidad, tenemos a nuestra disposición decenas de clubes de todo el mundo, incluidos representantes peruanos: Universitario de Deportes, Sporting Cristal y Sport Boys; aunque el gran ausente es Alianza Lima, que estuvo presente en los últimos PES (y con estadio incluido).

No es un modo de juego en extremo innovador, pero no deja de ser curioso los encuentros que pueden llegar a disputarse. Por ejemplo, yo elegí a mi querido Universitario de Deportes, y terminaba enfrentándome a auténticos monstruos como el PSG o el Manchester United.

Lo malo

Las buenas intenciones del nuevo sistema jugable de eFootball 2022 chocan con una implementación deficiente. Hay muchos problemas en este apartado, al punto que por momentos se hace realmente complicado hilvanar jugadas o realizar contragolpes.

Los pases no siempre tienen la dirección y la fuerza que imprimimos con los comandos, y el sistema de marcaje y protección del balón no siempre funciona, dejándonos con una sensación de aleatoriedad constante.

La inteligencia artificial también es un problema a corregir, ya que -por ejemplo- los defensas no reaccionan adecuadamente a las acciones de los atacantes. No fueron pocos los ‘mano a mano’ que tuve que sufrir debido a que los defensas no hicieron bien la marca y dejaron sueltos a un delantero.

Aunque lo mismo me ha pasado cuando debía atacar. La IA de los compañeros no sabe ‘leer’ la jugada, sin buscar adecuadamente un pase al vacío o simplemente desmarcarse para poder recibir un pase limpio.

Otro problema que sentí es la física del balón, que cambia entre la ligereza de un globo, cuando hacemos un disparo o un centro, hasta el peso de un yunque, cuando queremos hacer un pase. Mucho por corregir.

eFootball 2022 llegó con poquísimas opciones jugables. Al momento de su lanzamiento, solo tenemos el mencionado evento Worldwide Clubs y la modalidad para partidas rápidas, para jugar amistosos (ya sea contra la IA o con un amigo en modo local).

Y para este modo, apenas tenemos nueve clubes a escoger (F.C. Barcelona, Bayern de Múnich, Juventus, Manchester United, Arsenal, Corinthians, Flamengo, Sao Paulo y River Plate), con seis estadios (cinco licenciados) y un solo tipo de balón. No se puede cambiar el tiempo de juego (anclado por defecto en 5 minutos) y solo hay disponibles dos niveles de dificultad.

Entiendo que la propia Konami hable de eFooball 2022 como una suerte de “demo”, pero ya hay ausencias clamorosas, como no poder armar salas privadas para jugar partidas online con tus amigos. Asumo que será una inclusión a futuro, pero ¿será gratuita?

Uno de los detalles que más me chocó ver que haya un Modo Entrenamiento en el juego, pero este se ha reducido a ver un video explicándote los nuevos comandos. Terrible.

Tal como ya adelanté, jugué eFootball en PlayStation 4, y sinceramente el apartado gráfico tiene claroscuros. En una vista panorámica, el juego luce bonito, con una buena iluminación y una puesta en escena más que competente; pero cuando queremos entrar en detalle comienzan los problemas, con expresiones faciales extrañas y efectos mal conseguidos. Pareciera que estamos ante un paso atrás respecto a los últimos PES.

Las animaciones de los jugadores también se sienten algo toscas, con transiciones bruscas y poco realistas: cuando queremos iniciar una carrera, se siente un corte extraño entre la animación de trote y la de pique.

También noté problemas con la mezcla de sonido. Por momento, los efectos de estadio desaparecen, quedando todo con un silencio extraño y hasta incómodo, que recuerda a los partidos sin público que veíamos durante la pandemia.

Lo feo

eFootball 2022 ha llegado con muchos problemas técnicos, evidenciados en glitches y bugs que la comunidad ha evidenciado en cientos de memes en las redes sociales.

Si bien es cierto no estamos ante un producto injugable, lo cierto es que sí hay problemas que nos sacan de la experiencia: movimientos raros, jugadores que desaparecen y aparecen, marcadores invisibles, entre otros. De igual modo, muchas de las texturas cargan lento (realmente lento), sobre todo en las cinemáticas antes de los partidos.

Ojo, nuevamente hablo desde mi experiencia en PlayStation 4, por lo que quiero creer que las versiones para consolas de nueva generación no presentan tantos problemas.

Conclusión:

Cuando terminaba de redactar este análisis, Konami publicó un comunicado en el que pidió disculpas a la comunidad por todos los problemas que ha presentado eFootball 2022 al momento de su lanzamiento y prometió que estos inconvenientes se irán solucionando próximamente con eventuales parches. Saludo que la empresa japonesa haga este reconocimiento, pero esto no exime que estemos ante un producto muy deficiente en distintos apartados. ¿Por qué sacar un producto tan sesgado, con tan poco contenido? Por más ‘demo’ que sea, yo hubiera preferido esperar unos meses antes de tener llevarme el sinsabor de jugar un videojuego que se siente inacabado y que, lo peor, con sus errores y fallas de programación, complotan contra el nuevo sistema jugable que, como ya dije en este análisis, me parece un acierto.