Arnold Schwarzenegger vuelve a encarnar al mayor Alan ‘Dutch’ Schaefer después de 33 años. | Fuente: IllFonic
Más Consolas

Por: Fernando Chuquillanqui

Periodista, cinéfilo, coleccionista, gamer.

Pese a ser un ícono del cine de acción, la participación de Arnold Schwarzenegger en el mundo de los videojuegos ha sido bastante reducida, con apenas un puñado de títulos en los que el exfisicoculturista permitió el uso de su imagen.

Tal vez se deba a sus ideales, que a inicios del milenio lo llevaron a iniciar una cruzada contra los videojuegos violentos (que llegó a los tribunales). O tal vez porque no veía en la industria un mercado lucrativo frente a los millones que gana(ba) por aparecer en una película.

Sin embargo, esta tendencia parece haber cambiado radicalmente en los últimos meses, con un ‘Governator’ más activo que nunca en la industria del ocio virtual. Primero, apareció en Mortal Kombat 11, con su personaje de The Terminator; y, más recientemente, en Predator: Hunting Grounds, encarnando después de 33 años al mítico mayor Alan ‘Dutch’ Schaefer.

Esta última participación -vía DLC de pago- revierte más significado, porque es un rol que Schwarzenegger no quiso encarnar en alguna de las tantas secuelas de Predator. Lo más cerca que estuvo fue en 2018, en la nefasta The Predator, en la que se negó a salir en un cameo debido a que quería más protagonismo en el filme.

El actor ha estado bastante involucrado en el desarrollo de este DLC, ya que no solo aparece su imagen -a modo de avatar-, sino que también ha prestado su voz para el personaje (algo que no ocurre en Mortal Kombat 11). ¿Será el primer paso para ver de vuelta a ‘Dutch’ en el cine?

¿Qué trae el DLC?

El DLC Dutch 2025 no trae ningún cambio jugable a Hunting Grounds (pueden leer mi análisis aquí), limitándose a aspectos meramente estéticos. Así, por la friolera de siete dólares, pueden elegir a ‘Dutch’ como su avatar en las partidas online entre comandos especiales y un cazador yautja.

Pero, ojo, a Hunting Grounds no llega el mismo personaje que vimos en la película de 1987, sino que veremos a un ‘Dutch’ envejecido (de ahí el nombre del DLC), con cicatrices que grafican las incontables batallas que ha tenido en estos últimos años.

Para explicarnos qué ocurrió, el propio ‘Dutch’ nos cuenta su historia a través de unos casetes que debemos desbloquear subiendo de nivel en el juego. Esta inclusión no solo nos invita a pasar más horas en Hunting Grounds, sino que nos presenta todo un lore nuevo para la saga que bien podría ser retomado en las películas.

¿Vale la pena invertir en este DLC?, ¿recomiendo comprar Hunting Grounds? Mi opinión respecto al videojuego no ha cambiado, pese a que hay cierta mejora en la IA de la guerrilla que te encuentras en la selva y a que se han agregado algunos retos diarios y semanales para mantenerte enganchado.

En esencia sigue siendo el mismo juego que llegó al mercado: divertido con amigos, prescindible en solitario. Y sobre el DLC, pues es nostalgia pura. Si compraste Hunting Grounds, es porque eres fan de la saga cinematográfica (y porque -espero- tienes amigos para jugar acompañado), así que la compra del DLC se cae por su propio peso.