De no mediar nuevos retrasos, The King of Fighters XV se estrenará el próximo 17 de febrero. | Fuente: SNK
Más Consolas

Por: Fernando Chuquillanqui

Periodista, cinéfilo, coleccionista, gamer.

En los años noventa y principios del milenio, SNK era sinónimo de juegos de pelea (junto con Capcom, no le quitemos el mérito), un prestigio ganado a pulso debido al lanzamiento de auténticas joyas del género.

Su franquicia estrella fue, sin duda, The King of Fighters, crossover de los videojuegos de la compañía nipona. El primer KOF supuso un antes y un después en el género de pelas. La calidad de la saga era indiscutida, con entregas anuales que solo servían para acrecentar su fama y su legión de fanáticos.

Lamentablemente, SNK quebró y sus sagas fueron de tumbo en tumbo pasando a un segundo plano en un género que antes dominaban con holgura. Afortunadamente, nada es eterno y la compañía ha renacido de sus cenizas con el propósito de reivindicar sus franquicias más conocidas.

Ya lo hizo con Samurai Shodown, en 2019, una de las mejores entregas de la saga en décadas; y ahora se apresta a lanzar The King of Fighters XV, el primer KOF en casi seis años (si no contamos reediciones y remasterizaciones).

¿Será el gran regreso que los fanáticos esperábamos? El pasado fin de semana estuvo disponible una beta abierta de KOF XV para los usuarios de PlayStation 4 y 5, así que aproveché la oportunidad para jugar varias horas (muchas, para ser sinceros).

Una beta con mucho contenido

Lo primero que me sorprendió de la beta de KOF XV fue su nutrido contenido: ocho peleadores, tres escenarios, modo entrenamiento y la posibilidad jugar partidas tanto online como offline con amigos o contra la máquina. Más contenido que en eFootball, para que se den una idea.

Los luchadores de la beta fueron Kyo Kusanagi, Iori Yagami y Chizuru Kagura (del equipo Sacred Treasures), Yashiro, Shermie y Chris (del Team Orochi); Shun’ei, protagonista del KOF XIV; y la debutante Dolores, quien -debo reconocer- tiene un arsenal de combate bastante interesante.

A nivel jugable, KOF XV bebe mucho de su predecesor. Yo tengo fresca la experiencia con KOF XIV, ya que a inicios de año jugué la Ultimate Edition y lo pasé muy bien. SNK, sabiamente, ha mantenido la fórmula, reforzándola con algunas opciones jugables a tener muy en cuenta.

Una de las novedades jugables es el Shatter Strike, que no solo permite contragolpear, sino que deja al oponente servido para iniciar un combo. Y ya que hablamos de esto; les confirmo que regresan los combos automáticos de KOF XIV, que se activan machacando repetidamente un botón de golpe débil; pero con una interesante variante: ahora tendremos hasta cuatros alternativas para culminar la cadena.

Las animaciones de los personajes han mejorado muchísimo y las expresiones faciales se ven más ‘vivas’, si cabe la expresión; y lo mismo pasa con los escenarios: dos de los tres disponibles en la beta rebosaban de movimiento y actividad; con muchos elementos en pantalla, nada que ver con los sosos y planos escenarios del KOF XIV.

Entre las cosas negativas, eché en falta los clásicos diálogos entre los personajes antes de iniciar una pelea. Tal vez esto termine implementándose en el juego base, pero al menos en la beta no había ningún tipo de intro en los combates. También me hubiera gustado ver a los integrantes de mi equipo en el escenario, como ocurría en los primeros KOF. Sería un detalle bienvenido.

Lo que me dejó un poco preocupado fue la inestabilidad del online, pese a que SNK está utilizando rollback netcode para KOF XV. De la treintena de peleas que jugué en línea, en un 30 % aproximadamente tuve problemas de lag y hasta un par de desconexiones. Tal vez en otras regiones el online está funcionando mucho mejor, pero al menos desde Perú la experiencia no ha sido cien por ciento satisfactoria. Lo bueno es que aún quedan meses antes del lanzamiento para hacer las correcciones debidas.

Altas expectativas

Sé que es temprano para sacar conclusiones definitivas, pero la beta de The King of Fighters XV me ha dejado sensaciones muy positivas y con altas expectativas de cara al estreno del videojuego. Tanto a nivel jugable como gráfico, lo nuevo de SNK parece ir por el camino correcto, aunque aún hay detalles que ajustar antes del 17 de febrero. Solo queda esperar pacientemente.