Descripción de prueba | Fuente: Imagen de cámara trampa del tapir de montaña (tapirus pinchaque) | Fotógrafo: SBC Perú.
Mongabay

Por: Mongabay

Mongabay Latam es una plataforma de noticias ambientales, científicas y de conservación en español.

Lo llaman el ‘arquitecto del bosque’ porque es uno de los principales dispersadores de semillas. Y aunque este animal ha sobrevivido miles de años, ahora está en riesgo de extinción.

El tapir es el mamífero más grande de Latinoamérica, región donde habitan tres de las cuatro especies que existen en el planeta: tapir de montaña (Tapirus pinchaque), tapir amazónico (Tapirus terrestris) y tapir centroamericano (Tapirus bairdii).

| Fuente: Imágenes de cámaras trampa del tapir de montaña (Tapirus pinchaque). | Fotógrafo: SBC Perú.

«Las tres especies de tapires están bajo alguna categoría de amenaza de extinción», dice Sergio Escobar-Lasso, Coordinador de la Iniciativa de Conservación de Tapires de Procat Colombia.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, el tapir de montaña, categorizado En Peligro, habita en Colombia, Ecuador y Perú. La misma situación de riesgo enfrenta el tapir centroamericano que habita en México, Belice, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Colombia; pero está extinto en El Salvador.

 

El tapir amazónico, en cambio, figura como Vulnerable en la Lista roja de la UICN y su rango de distribución incluye Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Guyana Francesa, Paraguay, Perú, Surinam y Venezuela.

La principal amenaza para esta especie es la pérdida de su hábitat causada por la deforestación de los bosques y el avance de la frontera agrícola.

| Fuente: Una cría de tapir de montaña que habita en el norte de Perú. | Fotógrafo: SBC Perú.

«Si perdemos a los tapires perdemos otras especies clave, pues muchos árboles dependen de ellos para que nazcan nuevas plantas», agrega Escobar-Lasso.

En el Día Internacional del Tapir, Mongabay Latam ofrece una mirada a esta especie en tres países de la región: Perú, Colombia y Bolivia.

Lee más | Día mundial de los pingüinos: la historia de la bióloga latinoamericana que descubrió el origen de la especie

Perú: cámaras trampa en los bosques del norte

«El tapir de montaña está críticamente amenazado en Perú, con riesgo de extinción en 20 a 25 años», señala Alexander More, director de conservación en Spectacled Bear Conservation Society (SBC) Perú, organización que en el año 2018 inició un trabajo de monitoreo para este animal que habita en el norte del Perú.

 

| Fuente: El tapir de montaña (Tapirus pinchaque) es la especie con mayor grado de amenaza. | Fotógrafo: SBC Perú.

Esta especie –una de las dos que habita en Perú, la otra es el tapir amazónico– ha sido muy poco documentada, comenta More, por lo tanto, el monitoreo que realiza SBC desde el 2018 busca brindar mayor información sobre este animal cuyo hábitat se restringe a aproximadamente 180 mil hectáreas en el norte del país.

El monitoreo con cámaras trampa que realiza SBC ha logrado demostrar que esta especie ocupa territorios más al sur de los límites que hasta ahora se conocían.

Se había dicho que el tapir estaba presente más allá de la Depresión de Huancabamba, el paso más bajo de la cordillera de Los Andes con alta diversidad. «Se sabía que estaba presente en Piura y Cajamarca, pero una investigación realizada en 2019 indicaba que, además, se encontraba en las zonas altas de Lambayeque. Esto lo confirmamos con las cámaras trampa que instalamos en Tucto [Lambayeque] y Gramalote [La Libertad]».

El investigador de SBC explica que el hábitat del tapir de montaña en Perú está separado en dos bloques: el sector norte que va desde la frontera con Ecuador hasta la Depresión de Huancabamba y el sector sur que se extiende desde Cañaris en Lambayeque hasta Paigabamba en Cajamarca. Es en este último sector donde las cámaras de SBC han demostrado que la especie tiene una distribución mayor hacia el sur.

| Fuente: Desde el 2018, SBC Perú monitorea al tapir de montaña en las localidades de Tucto (La Libertad) y Gramalote (Lambayeque). | Fotógrafo: SBC Perú.

Sin embargo, la zona sur –alrededor 35 mil hectáreas– es la que enfrenta mayores amenazas. «Entre 2000 a 2019, el hábitat del tapir ha perdido 12 mil hectáreas, esta pérdida ha sido mayor en el bloque sur, el más pequeño. «En el 2016 ocurrió un incendio muy grande que afectó ese sector. Ese año la deforestación alcanzó 5000 hectáreas del bloque sur del hábitat del tapir».

Esta pérdida de su hábitat se debe principalmente al avance de la frontera agrícola, pero también existe presión por los incendios forestales relacionados con las quemas de la agricultura migratoria, así como por la cacería.

| Fuente: La pérdida del hábitat es la principal amenaza para el tapir de montaña. | Fotógrafo: SBC Perú.

«El tapir de montaña tiene una población mayor en Ecuador y Colombia, por ello se considera una especie En Peligro a nivel internacional. Sin embargo, en Perú su situación es crítica», agrega More.

El director de Conservación de SBC también menciona que son 200 por lo menos las especies de plantas que dependen del tapir en los bosques del norte del Perú, un hábitat que comparte con otro gran mamífero, el oso de anteojos (Tremarctos ornatus).

Lee más | #ExpedicionesCientíficas | Un ecosistema peruano extraordinario llamado Punta San Juan

Colombia: el país que alberga tres especies de tapir

«Los llamamos los últimos gigantes de Colombia», dice Escobar-Lasso de Procat Colombia sobre el tapir, el mamífero más grande en América Central y Sudamérica.

| Fuente: El tapir en Colombia está expuesto a la cacería y a la deforestación de su hábitat. | Fotógrafo: Diego Lizcano.

En Colombia habitan las tres especies de tapir que tiene el continente. «Son animales antiquísimos, que evolutivamente tienen que ver con los rinocerontes y los caballos», agrega Escobar-Lasso.

El coordinador de la Iniciativa de Conservación de Tapires habla también sobre las amenazas para el tapir en su país. «Está expuesto a la cacería principalmente para consumo por parte de las comunidades indígenas; pero la principal amenaza para todas las especies de tapir es la pérdida de su hábitat por deforestación. La expansión de la frontera agrícola es el principal enemigo y, lamentablemente, estamos transformando el bosque del anta [tapir] en campos y praderas», dice Escobar-Lasso.

Además de las tres especies que habitan Colombia, hay una subespecie. Se trata de una pequeña variación conocida como tapirus terrestris colombianus  –menciona Escobar-Lasso– una subespecie endémica del Caribe colombiano, donde predomina el bosque seco tropical. «El 98% de este bosque  ha desaparecido y actualmente se tiene registro de dos poblaciones aisladas. Por tanto, es una subespecie a punto de desaparecer».

| Fuente: Las tres especies de tapir que habitan en América están en Colombia. | Fotógrafo: Diego Lizcano.

Escobar-Lasso explica que a través de la Iniciativa de Conservación de Tapires se realizan acciones de control y vigilancia, además se coordinan  acciones de investigación científica, y se ejecutan programas de educación ambiental con comunidades además que se brinda apoyo a las autoridades ambientales de las zonas de hábitat para tapires.

Lee más | #ExpedicionesCientíficas | Nuevas especies en las profundidades del mar peruano

Bolivia: el tapir en las áreas protegidas y las tierras indígenas

El tapir de tierras bajas o tapir amazónico es el único que habita en Bolivia. Rob Wallace, director del Programa de Conservación del Gran Paisaje Madidi-Tambopata para la Wildlife Conservation Society (WCS), asegura que las poblaciones de tapir están en una situación estable e incluso pueden haber aumentado en las áreas naturales protegidas. «Tenemos datos del Parque Nacional Madidi que demuestra que las poblaciones de tapir se han recuperado», asegura.

| Fuente: Un estudio sobre el tapir amazónico (Tapirus terrestris) en Bolivia se publicó en el 2008. | Fotógrafo: Robert Wallace / WCS.

Wallace también menciona que en en los territorios indígena aún se mantienen las poblaciones de tapir, gracias a que las comunidades protegen estos hábitats. Sin embargo, fuera de los territorios protegidos, la situación es distinta.

El investigador explica que el tapir es muy vulnerable a la cacería, sobre todo en lugares donde existe la cacería comercial o poblaciones de personas en aumento. «Alrededor de Santa Cruz, en toda el área dedicada a la agricultura, no es fácil encontrar tapires».

| Fuente: Wildlife Conservation Society monitorea al tapir amazónico en Bolivia. | Fotógrafo: Guido Ayala y María Vizcarra / WCS.

Wallace cuenta que WCS lleva varios años de monitoreo de la especie utilizando dos métodos. Uno de ellos es el uso de las cámaras trampa en diez zonas donde habita la especie. El otro método, llamado de ocupación, consiste en ubicar huellas y heces del animal de tal forma que se puede determinar los lugares donde habita.

En el 2008 publicaron el estudio El destino de los arquitectos de los bosques neotropicales: evaluación de la distribución y el estado de conservación de los pecaríes labiados y los tapires de tierras bajas.

| Fuente: El tapir de amazónico en el Parque Nacional Madidi. | Fotógrafo: WCS.

Según esta publicación, la distribución histórica del tapir cubría más de mil millones de hectáreas en todo el continente, sin embargo, para el año 2005 ya se consideraba extinto en el 14% de esta área. «Las principales reducciones se observaron en el noroeste de Sudamérica, la costa de Venezuela, el noreste de Brasil y en el límite sur de su distribución, en Argentina y Brasil».

Wallace considera que se debe realizar un nuevo estudio para conocer cuál es la distribución actual de las poblaciones de tapir en el continente.

El artículo original fue publicado por Yvette Sierra Praeli  en Mongabay Latam. Puedes revisarlo aquí.  

Si quieres conocer más sobre el medio ambiente en Latinoamérica, puedes revisar nuestra colección de artículos. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en FacebookTwitter, Instagram YouTube.