Para muchas mujeres es una costumbre teñirse el cabello. | Fuente: Shutterstock

Los tintes de pelo aumentan el riesgo de cáncer de mama

Los químicos como el colesterol y la queratina, presentes en tintes y alisadores para el cabello, contribuirían al riesgo de padecer cáncer de mama.

Para diversas mujeres es una costumbre teñirse el cabello y aún con más frecuencia mientras mayor edad se tenga. Lo mismo sucede con los alisadores, son muy usados para mantener un look en particular o bien para prepararse antes de alguna fiesta, evento o reunión. Pero tanto los tintes como los alisadores serían los causantes de aumentar el riesgo de sufrir una de las enfermedades más graves para las mujeres: el cáncer de mama.

Así lo reveló un estudio realizado por la Universidad de Rutgers en New Brunswick, Estados Unidos, publicado en la revista Carcinogenesis. Esta investigación indica que algunos productos químicos presentes en tintes o productos para alisar el cabello (como la queratina), aumentan el riesgo de cáncer de mama.

Existen algunos factores de riesgo que no se pueden evitar, como la genética; y otros que sí, como el consumo de alcohol o una dieta alta en grasa y azúcares. Lo mismo sucede con los tintes y productos para alisar, puedes disminuir la frecuencia con los que los utilizas.

 ¿Cómo se realizó el estudio?

La Universidad de Rutgers analizó los datos de 4,285 mujeres del Estudio de Salud del Círculo de Mujeres. De la muestra, 2,280 presentaron cáncer de mama y 2,005 no, en un lapso de 5 años aproximadamente, todas ellas con edades que variaban entre los 20 y 75 años.

Los datos que se analizaron incluían historial clínico, antecedentes sociales, económicos y el uso de productos para el cabello, con énfasis en el uso de tintes, productos para alisar y acondicionadores con colesterol.

El análisis reveló que el uso de dichos productos tuvo una relación significativa con aquellas mujeres que desarrollaron cáncer de mama.

Los investigadores concluyeron que el vínculo entre la enfermedad y los agentes químicos de estos productos es evidente, pero aún falta realizar más exámenes médicos de los productos capilares que contribuyen con el tiempo al desarrollo de este mal.

La responsabilidad del contenido y autoría del presente artículo es de RPP.