Adulto mayor: los beneficios de tener una buena alimentación y hacer deporte

A medida que pasan los años, aumenta la incidencia de diversas enfermedades. Por eso, las personas de 65 años en adelante deben llevar un estilo de vida saludable que fomenten su salud y mejoren su calidad de vida.

Los adultos mayores de 65 años en adelante deben dedicar 150 minutos semanales a realizar actividades físicas. | Fuente: Shutter

La tercera edad es una etapa de la vida en la que se debe poner mucha atención. Se ha demostrado que la inactividad física está relacionada con el desarrollo de algunas de las enfermedades de mayor prevalencia en el adulto mayor: problemas cardiacos, diabetes, hipertensión, entre otros. Enfermedades que no solo se pueden prevenir con la actividad física, sino también con una adecuada alimentación.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los adultos mayores de 65 años en adelante deben dedicar 150 minutos semanales a realizar actividades físicas moderadas aeróbicas o 75 minutos de actividad física vigorosa aeróbica.

Es importante tomar consciencia de la cantidad de beneficios que se obtienen al realizar actividad física. Se puede prevenir diversas enfermedades como la diabetes, la obesidad, problemas cardiacos, entre otros. Además, el ejercicio mejora el rendimiento físico, previene el envejecimiento prematuro, aumenta la fuerza y masa muscular y potencia la fuerza, la resistencia y la flexibilidad del cuerpo humano.

El ejercicio mejora el rendimiento físico, previene el envejecimiento prematuro, aumenta la fuerza y masa muscular. | Fuente: Shutter

¿Cuáles son los alimentos más importantes en esta etapa de la vida?

La alimentación de la persona adulta debe ser equilibrada. Es importante garantizar el consumo adecuado de nutrientes como proteína, vitamina C, calcio, hierro, entre otros, y garantizar una alimentación saludable.

Los adultos mayores necesitan los mismos nutrientes que los jóvenes, pero en cantidades diferentes. Algunos pueden ser más necesarios que otros, como, por ejemplo, la fibra. Este nutriente es fundamental para mejorar la digestión y evitar el estreñimiento. Asimismo, requieren de mayor cantidad de calcio, para mantener la masa ósea y reducir el riesgo de osteoporosis. Para combatir este mal es recomendable que el adulto mayor consuma leche y sus derivados: queso, yogurt, crema, etc.

Es importante garantizar el consumo adecuado de nutrientes como proteína, vitamina C, calcio, hierro, entre otros. | Fuente: Shutter

Por otro lado, la deficiencia de hierro es un problema común a medida que la edad avanza, lo que conlleva a provocar enfermedades como la anemia, fatiga y deterioro de la salud. Con el objetivo de combatirlo, es recomendable la vitamina C, contenida en frutos cítricos.

Comer saludable te ayudará a cuidar tu salud, a sentirte y verte mejor, así como a prevenir diversas enfermedades. Por eso, procura introducir hábitos saludables desde ahora y combina el ejercicio físico con una dieta balanceada y saludable, esa es la clave para mantener una buena salud.

¿Qué opinas?