Artesanas de San Martín conservan nuestra Amazonía con proyecto de desarrollo sostenible

Más de 100 mujeres nativas se empoderan en la conservación de bosques y el trabajo de artesanas de la región San Martín es reconocido por Indecopi.

La marca colectiva Warmi Awadora permite mejorar sus ingresos a artesanas indígenas de cinco comunidades del departamento de San Martín | Fuente: Warmi awadora

“Warmi Awadora” son palabras quechuas que se traducen al español como “mujer tejedora”, una marca colectiva que reúne a 46 artesanas indígenas de cinco comunidades kichwas del departamento de San Martín: Copal Sacha, Chunchiwi, Chirikyacu, Chirik Sacha y Alto Pucalpillo. Con la elaboración de artesanías en base a tintes extraídos de plantas, rescatan su cultura ancestral y promueven la conservación de sus bosques.

Desde que estas comunidades iniciaron su articulación comercial, se mejoró la economía familiar y se redujo la tasa de deforestación. Esta actividad forma parte del mecanismo para la conservación de bosques, que entrega incentivos económicos y asistencia técnica a comunidades nativas para que fortalezcan sus capacidades productivas, vigilancia y gestión comunal.

Gracias al Programa Bosques, del Ministerio del Ambiente, más de 100 mujeres se empoderan en sus comunidades nativas, al asumir roles y cargos, para trabajar por el desarrollo de sus poblaciones. Este es el caso de las mujeres de estas comunidades, que son parte de las provincias de Lamas y El Dorado, donde se conservan más de 16.000 hectáreas de bosques comunales, en beneficio de más de 330 familias.

“Estamos muy contentas por nuestros comités de artesanas, por nuestras comunidades y nuestras familias. Tenemos el reto de seguir innovando y gustando para que nuestros productos y arte siempre estén vigentes”, manifestaron las trabajadoras de Warmi Awadora en sus cuentas oficiales, tras ser certificadas en una ceremonia pública por el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi).

Las artesanas de Warmi Awadora elaboran una amplia gama de accesorios que son vendidos en ferias regionales y por pedido. | Fuente: Warmi Awadora

Este registro de marca colectiva favorece al comité de artesanas a través de la obtención de sus propios ingresos. Las tejedoras elaboran una gran diversidad de accesorios como correas, bolsos, cartucheras, y otros artículos a partir de sus famosos “chumbes”, unos tejidos elaborados con técnica ancestral, lanas, diversos tipos de hilos y diseños inspirados en los colores de nuestra Amazonía.

Trabajo por la conservación

Esta marca colectiva destaca porque en la confección de sus productos buscan revalorizar su cultura, el bosque que habitan y, de esta manera, forman parte de las acciones de conservación impulsada por las comunidades de la región de San Martín junto al Programa Nacional de Conservación de Bosques para la Mitigación del Cambio Climático del Ministerio del Ambiente (Minam).

Diversas comunidades amazónicas han sido beneficiadas con la implementación del mecanismo de Transferencias Directas Condicionadas (TDC) del programa Bosques, que comprende la entrega de un subsidio económico para el fortalecimiento de sus capacidades de conservación, por medio del desarrollo de actividades productivas y la mejora de su vigilancia comunal.

“Gracias al programa Bosques de Minam por apoyarnos a proteger nuestros bosques y mejorar nuestra artesanía, estamos juntas las comunidades para ofrecer nuestros productos”, dijo la representante de las artesanas de la comunidad Chunchiwi, Nélida Amasifuén, al recibir la certificación.

Asimismo, la jefa del Área Zonal de San Martín del programa Bosques, Dulhy Pinedo, resaltó el esfuerzo de las artesanas por salir adelante y ganar sus propios espacios dentro de sus respectivas comunidades con el objetivo de generar recursos.

¿Qué opinas?