telemedicina
Durante la pandemia se incorporó las consultas virtuales para atender pacientes. | Fuente: Shutterstock

Durante la pandemia hemos corroborado la importancia de estar conectados y de contar con una señal rápida y clara, tanto para llamadas como para trabajar desde casa, hacer videollamadas, estudiar o incluso para reportar posibles casos de COVID-19.

Esta rapidez en la comunicación ha sido posible gracias a las antenas de telefonía móvil, que aseguran una mejor comunicación en todo el país, así como con el extranjero. Muchas de las cosas que hacemos a diario y que damos por sentado se logran por ellas. Aquí algunos ejemplos:

1) Comunicarnos rápidamente en emergencias

Una llamada o un mensaje pueden salvar vidas. La comunicación es vital en situaciones de emergencia como fenómenos naturales, incendios, accidentes e incluso durante la pandemia. Las antenas de telefonía móvil logran que la comunicación sea rápida y fluida sin importar la distancia. En estos casos ayudan a prevenir mayores desastres y a atender a posibles afectados.

 En una situación de emergencia, nuestros celulares y su conexión pueden jugar un papel determinante.
En una situación de emergencia, nuestros celulares y su conexión pueden jugar un papel determinante. | Fuente: Shutterstock

2) Tener una mejor señal en nuestros celulares

Las antenas de telefonía móvil dan una señal más clara y directa que permite comunicarnos con las zonas más alejadas del país, de tal forma que se escuche bien y claro, sin interferencias. Además, hacen posible la conexión a Internet desde cualquier dispositivo: celulares, laptops, tabletas, etc.

Gracias a ellas se alcanza una mejor cobertura. Como menciona el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), mientras más antenas haya en el país, el servicio será mejor, ya que necesitan estar cerca físicamente para que la conexión sea continua y no se pierda en ningún momento.

Gracias a las antenas de telecomunicaciones, la señal llega a diversas partes del país.
Gracias a las antenas de telecomunicaciones, la señal llega a diversas partes del país. | Fuente: Shutterstock

3) Acceder a educación, trabajo y salud a distancia

Tanto el trabajo remoto como la telesalud y la educación a distancia, que aplicamos ahora en nuestro día a día, son posibles gracias a Internet. Las antenas de telefonía móvil ayudan a que este servicio sea mejor, con un tiempo de conexión más rápido. Así, podemos estar conectados desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Durante la emergencia sanitaria hemos podemos realizar actividades de forma remota en estos sectores gracias a que hay una infraestructura que lo hace posible.

La conectividad ha sido determinante para realizar actividades laborales y educativas desde casa.
La conectividad ha sido determinante para realizar actividades laborales y educativas desde casa. | Fuente: Shutterstock

Más antenas, mejor comunicación

Sin duda, nuestra vida diaria sería muy distinta si no contáramos con la conexión actual que brindan las antenas de telefonía móvil. No podríamos llamar ni conectarnos a las redes sociales y nos tomaría mucho tiempo hacer llegar mensajes simples que hoy pueden incluso salvar nuestra vida.

Cabe recordar que el MTC se asegura de que el personal que las instala y se encarga de su mantenimiento, cumpla con los protocolos sanitarios.

Sin embargo, aún existe un gran reto: se necesitan instalar 30 000 antenas de telefonía móvil en todo el país para mejorar y ampliar nuestras comunicaciones.