Una compañía apuesta por el aprendizaje continuo cuando ofrece oportunidades a sus trabajadores para que mejoren sus destrezas. | Fuente: www.shutterstock.com
Educación

El aprendizaje continuo: ¿de qué se trata?

Pensar que una carrera es suficiente para ganarte la vida es una idea del pasado. La tecnología y los cambiantes modelos de negocios hacen necesarios tener una permanente disposición a aprender.

Por muchos años, el proceso de aprendizaje fue visto como algo estático, como un flujo de conocimientos en una sola dirección. Traducido al campo académico, sería como culminar una carrera de contador o llevar un curso de idioma. Generaciones enteras vivieron bajo esa premisa: aprende algo para que puedas vivir de ello toda tu vida.

Frente a eso, nace el concepto de aprendizaje continuo. Es una forma de ver el aprendizaje como una acción dinámica de actualización constante y adaptación a un entorno cambiante. Esto aplica a los negocios, el ámbito personal y hasta en la relación con el medio ambiente.

Dentro del ámbito laboral el aprendizaje continuo puede ayudarte a cumplir metas y escalar en posiciones de liderazgo en tu empresa. Una compañía apuesta por el aprendizaje continuo cuando ofrece oportunidades a sus trabajadores para que mejoren sus destrezas, pulan sus talentos y estén preparados para los cambios globales de los mercados.

El aprendizaje continuo también alude a la posibilidad de tener segundas oportunidades para diversificar los conocimientos. | Fuente: www.shutterstock.com

El columnista de la revista Forbes, Thomas Friedman, cultor del aprendizaje continuo explica la situación de cambios que motiva esta corriente. “Estamos en el medio de tres cambios de clima en uno. El primero, el cambio climático ambiental que ha pasado de poder ser resuelto en unos años a ser necesariamente resuelto ahora. Luego está el cambio de la globalización donde el mundo ya no es interconectado, sino interdependiente. Y, por último, el cambio tecnológico en el que las personas nos estamos adaptando a las nubes, la inteligencia artificial y la big data”, explica Friedman.  

El aprendizaje continuo también alude a la posibilidad de tener segundas oportunidades para diversificar los conocimientos. Por ejemplo, un publicista que a la mitad de su carrera aprende a tocar piano y se enrola en una banda amateur con sus amigos, su nuevo aprendizaje lo hará mejor no solo en la música, sino en su capacidad de trabajar en equipo. Gana él y ganan sus colegas de la agencia publicitaria.

En resumen, se trata de un nuevo enfoque de formación que puede hacerte más competitivo en el trabajo, solo a cambio de tener una permanente disposición de aprender.

El aprendizaje continuo se trata de un nuevo enfoque de formación que puede hacerte más competitivo en el trabajo. | Fuente: www.shutterstock.com
Queremos escucharte
Déjanos conocer tus dudas o comentarios para que nos comuniquemos contigo
Acepto estar de acuerdo con los términos y condiciones