crianza de cuyes
Rosalía Gerbacio, criadora de cuyes en el distrito de Chacabamba, región Huánuco. | Fuente: Andina

Las familias del distrito de Chacabamba, provincia de Yarowilca, trabajan para impulsar la crianza intensiva de animales menores en la región Huánuco y han convertido al cuy en la estrella de una cadena productiva capaz de reactivar su economía en tiempos de pandemia.

En Perú, de acuerdo al Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), en los últimos cuatro años, se ha logrado el mejoramiento en la capacidad genética de los cuyes peruanos, convirtiéndolo de una actividad doméstica a una productiva con mayor rentabilidad en el mercado. De esta manera, actualmente, muchas familias peruanas se dedican a la crianza de cuyes, en grandes y medianas granjas tecnificadas.

Este animal posee gran potencial para sostener una cadena productiva con perspectivas prometedoras y estos emprendedores de Yarowilca han logrado que el gobierno regional de Huánuco se una a sus esfuerzos con el apoyo de los profesionales y técnicos agropecuarios de la Dirección Regional de Agricultura. Asimismo, la Agencia Agraria de Yarowilca, les brinda asesoramiento tanto para mejorar la crianza, como para propiciar su reproducción adecuada, garantizar su sanidad y asegurar la alimentación en granja.

Al respecto, la ingeniera María Estrada Juipa –directora de la Agencia Agraria de la provincia– relata que los médicos veterinarios de la institución recorren los distritos de Yarowilca para mejorar la productividad del cuy en las granjas familiares. Cabe destacar que, a nivel nacional, según el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), entre las virtudes del cuy peruano, está su capacidad de alcanzar un 1 kilo en solo 56 días y un buen rendimiento cárnico.

Esta asesoría proporcionada a las familias productoras no se limita a las actividades de crianza, sino que abarca también aspectos novedosos como la articulación comercial en los mercados de la región. En este sentido, los mercados ‘Productos de mi Tierra’, que impulsa el gobierno regional, se ha convertido en un eslabón importante al brindar la oportunidad de poner en venta los mejores cuyes.

El contenido promedio de proteína en la carne de cuy es superior al de la carne de porcino y al del bovino, por lo que su consumo constituye un aliado clave en la lucha contra la desnutrición.
El contenido promedio de proteína en la carne de cuy es superior al de la carne de porcino y al del bovino, por lo que su consumo constituye un aliado clave en la lucha contra la desnutrición. | Fuente: Andina

Rosalía Gerbacio Salazar se dedica desde hace 15 años a la crianza de cuyes en Chacabamba (Huánuco) y como productora de buenos ejemplares, destaca la importancia de que los peruanos incluyan esta nutritiva variedad de carne en sus comidas. Las bondades de este alimento sabroso y de calidad va más allá de los sabrosos potajes regionales, pues contiene los aminoácidos esenciales requeridos en una dieta balanceada.

De hecho, según las tablas peruanas de composición de alimentos 2017, elaborado por el Centro Nacional de Alimentación y Nutrición del Instituto Nacional de Salud (INS) del Ministerio de Salud (Minsa), la carne de cuy contiene 78.1% de agua; 19% de proteína; 1.6% de grasa; 1.2% de minerales y 0.1% de carbohidratos totales y disponibles.