Cuatro formas en que las empresas pueden reducir su impacto ambiental
Las empresas tienen un compromiso no solo con la sociedad, sino también con el medioambiente. | Fuente: Copyright (c) 2016 Rawpixel.com/Shutterstock. No use without permission.

La sociedad valora cada vez más a las empresas que tienen acciones sostenibles, que se preocupan por dejar una huella positiva en el medioambiente y que están alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Si hablamos de impacto ambiental, los ODS 7, 11, 12 y 13 hacen referencia a energía asequible y no contaminante, ciudades y comunidades sostenibles, producción y consumos responsables, y acción por el clima, respectivamente.

Las empresas tienen un compromiso no solo con la sociedad, sino también con el medioambiente: ya no basta con generar valor económico, también deben contribuir al desarrollo social y ambiental, manteniendo operaciones que respeten los recursos naturales y que sean sostenibles.

El documento “La empresa ante los nuevos retos sociales”, elaborado por PwC España y la fundación SERES señala que la respuesta que tienen las organizaciones frente a las necesidades sociales debe estar integrada en la propia actividad de la empresa implicando a cada eslabón de la cadena de valor.

Por eso, es importante que el cambio no se trate solo de acciones concretas y que sólo se puedan realizar una vez; por el contrario, es necesario crear acciones escalables y replicables creando valor conjunto con la sociedad, aprendiendo de ella y teniendo en cuenta sus necesidades particulares. Para ello, la estrategia empresarial debe estar guiada por un propósito sostenible integral que involucre desde la producción hasta los colaboradores.

¿Cómo pueden las empresas reducir su impacto ambiental?

De acuerdo con el Ministerio del Ambiente (MINAM), la ecoeficiencia empresarial ayuda a que las organizaciones tengan más valor con un menor consumo de materiales y energía, y con una reducción en las emisiones tóxicas que afectan al medioambiente. Además, fomenta la innovación, contribuye al crecimiento de la organización y mejora la competitividad empresarial.

A continuación, repasamos cuatro formas en que las empresas pueden reducir su impacto ambiental:

1) Uso eficiente de la energía

Aproximadamente, más de la mitad de las emisiones de gases tóxicos en el ambiente se deben a la quema de combustibles fósiles usados para crear energía, lo cual también afecta la salud de las personas.

Algunas prácticas para hacer uso eficiente de la energía incluyen tener en cuenta la estructura de los edificios (aprovechar la luz natural o uso de energía renovable), la estructura y mantenimiento de las instalaciones, el ahorro de energía en iluminación y equipos de oficina, y campañas para promover la participación de los colaboradores, según menciona el MINAM.

Cuatro formas en que las empresas pueden reducir su impacto ambiental
Algunas prácticas para hacer uso eficiente de la energía incluyen tener en cuenta la estructura de los edificios y el mantenimiento de las instalaciones. | Fuente: Copyright (c) 2013 Andrey_Popov/Shutterstock. No use without permission.

2) Uso eficiente del agua

El agua en un recurso limitado. Greenpeace España indica que la contaminación del agua y la sequía que provoca el cambio climático hacen que cada vez tengamos menos agua para consumir en el mundo. Por ello, es importante que las empresas mantengan un uso eficiente de este recurso en sus operaciones.

El MINAM señala que las empresas deben contar con políticas, estándares y compromisos de uso eficiente del agua, tener un adecuado mantenimiento y funcionamiento de las instalaciones sanitarias, tener sistemas de ahorro de agua, contar con campañas para promover el uso eficiente y tener programas de monitoreo y vigilancia del uso.

3) Gestión de residuos

Este es un punto que ha cobrado alta relevancia en los últimos años. Datos del MINAM, señalan que en el Perú solo se recicla el 1.9% del total de residuos sólidos reaprovechables. Aplicar las 3R: reducir, reutilizar y reciclar, es fundamental en las empresas para causar un menor impacto ambiental. La gestión de residuos no solo ayuda al medioambiente, sino que también puede significar ahorro y competitividad para las organizaciones.

Cuatro formas en que las empresas pueden reducir su impacto ambiental
De acuerdo con el MINAM, más de 25 organizaciones ya están inscritas y preparadas para reportar sus emisiones en la Huella de Carbono Perú. | Fuente: Copyright (c) 2021 Thiam/Shutterstock. No use without permission.

4) Calcular la huella ecológica o ambiental

El sector privado cumple un rol clave para enfrentar el cambio climático y por ello es fundamental que se sumen al cálculo de su huella ecológica. Esta sirve para medir el comportamiento y el impacto ambiental que causan las actividades de la empresa.

De acuerdo con el MINAM, más de 25 organizaciones ya están inscritas y preparadas para reportar sus emisiones en la Huella de Carbono Perú, la cual busca contribuir a la meta de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero al año 2030. Esta herramienta establece cuatro niveles de reconocimiento: cálculo de emisiones, verificación de la medición, reducción de emisiones y neutralización de la huella de carbono (el mayor reconocimiento).

Sin duda, las empresas tienen en sus manos la oportunidad de contribuir a nivel económico, social y ambiental en las comunidades, con el fin de construir una sociedad más justa y con más oportunidades, y de mantener un planeta más saludable y sostenible.

La Lista de “Empresas Que Transforman el Perú” es una iniciativa organizada por IPAE Asociación Empresarial y la Asociación Frida y Manuel Delgado Parker, con el apoyo de USAID, RPP y la consultoría de FSG. Esta busca reconocer a las organizaciones con operaciones en el país que vienen incluyendo estrategias de Valor Compartido. Conoce más aquí.