¿Qué es la cuarta revolución industrial y qué cambios tecnológicos trae para nosotros?

Actualmente, y tal vez sin darnos cuenta, estamos viviendo en una cuarta revolución industrial que se ha acelerado tras la pandemia. La digitalización de los servicios, el uso masivo del internet y los celulares y los avances científicos, nos han metido de lleno en una nueva era. ¿De qué trata?

¿Qué es la cuarta revolución industrial y qué cambios tecnológicos trae para nosotros?
La cuarta Revolución Industrial comenzó a principios de este siglo y tuvo como base la transformación digital. | Fuente: Copyright (c) 2020 Blue Planet Studio/Shutterstock. No use without permission.

¿Qué tienen en común la máquina a vapor, la electricidad y las computadoras? Todos estos inventos marcaron tres periodos de tiempo muy importantes para la humanidad que actualmente son conocidos como la primera, segunda y tercera revolución industrial. Esto se debe a que, por su tecnología y masificación entre las personas, estas invenciones impactaron profundamente en el sistema económico, la estructura de la sociedad y también en la forma de percibir el mundo.

La más cercana a nuestro siglo ha sido la tercera revolución industrial que se caracterizó por la transformación del mundo a lo digital. Ahora, la presencia y convergencia de esa y otras tecnologías como los robots, mapas genéticos, impresión 3D y mucho más, nos ha llevado a vivir una cuarta revolución industrial.

¿Qué caracteriza a la Cuarta Revolución industrial?

De acuerdo con el Dr. Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial (WEF) y autor del libro La Cuarta Revolución Industrial, esta nueva revolución comenzó a principios de este siglo y tuvo como base la transformación digital. Así, esta última revolución se caracteriza por un Internet mucho más móvil y mundial, por sensores más pequeños y más potentes, por la inteligencia artificial y el aprendizaje automático.

Asimismo, existen otros factores que han ayudado a que esta transformación sea global como la baja en el costo al acceso a la computación y los dispositivos conectados o la facilidad de implementación de algoritmos de inteligencia artificial (IA).

¿Qué es la cuarta revolución industrial y qué cambios tecnológicos trae para nosotros?
Otros factores que han ayudado a que esta transformación sea global son la baja en el costo al acceso a la computación y la facilidad de implementación de algoritmos de inteligencia artificial. | Fuente: Perú con ciencia

Todo esto viene generando un cambio profundo en la sociedad, en la manera cómo trabajamos, nos comunicamos, nos movemos, atendemos nuestra salud, entre otras cosas. Por ejemplo, los dispositivos con tecnología cada vez más inteligentes nos están ayudando a desarrollar carros autónomos, asistentes virtuales y a mejorar el diagnóstico de imágenes de salud.

De igual forma, según el Foro Económico Mundial, desde lo político y social, otro de los aspectos claves de esta nueva revolución industrial es que las sociedades ya no están conformadas por un pequeño grupo de fuentes que se consideran autorizadas y, por el contrario, ahora todos tienen voz. Esto se debe a que la democratización de la información y el conocimiento ha fortalecido a los individuos y está cambiando nuevamente las estructuras económicas, sociales y políticas.

 ¿Qué tecnologías forman parte de la cuarta revolución?

Son todos los avances tecnológicos que han impulsado esta revolución e impactan tanto en el mundo físico (como la biotecnología, robótica, impresión en 3D, entre otras) y las que cambian el mundo digital (como la inteligencia artificial, realidad virtual y tecnologías computacionales).

De acuerdo con Concytec, estas son algunas de las principales tendencias tecnológicas que generarán impactos durante esta década:

1) Mayor transformación digital de las actividades humanas: La pandemia ha abierto de par en par las puertas del ciberespacio, dando paso a una verdadera revolución digital. Así, el desempeño de sectores como la educación, la salud, el trabajo, el comercio y el entretenimiento tendrán un fuerte componente virtual.

2) Mayor replicación en laboratorio de los procesos biofisicoquímicos naturales: A través de tecnologías como la biología sintética, podemos producir carne, cuero, leche, pan y otros productos agropecuarios en laboratorio, sin la necesidad de disponer de grandes extensiones de tierra.

3) Incremento de la medicina preventiva: El desarrollo de la ingeniería biomédica permitirá tener un diagnóstico precoz de enfermedades, incluso desde antes de nuestro nacimiento.

4) Desarrollo de interfaces hombre-máquina: Todas las grandes corporaciones de la industria de las TICs vienen desarrollando sus propios programas de investigación para desarrollar interfaces que conecten el cerebro humano con las computadoras.

5) Amplio uso de analítica de big y small data: Información que, mediante algoritmos de inteligencia artificial, podrán pronosticar nuestro comportamiento e incluso, inducir el consumo de determinados bienes y servicios.

6) Mayor empleo de fuentes renovables de energía no convencionales: La era de los combustibles fósiles está llegando a su fin gracias a la gran cantidad de tecnologías de generación de energía limpia, aprovechando todas las formas de energía disponibles en la naturaleza. A eso se sumarán nuevas formas de almacenar energía gracias al descubrimiento de nuevos materiales y nuevas propiedades en materiales ya conocidos.

7) Mayor empleo de otras realidades no físicas: La tecnología nos permitirá explorar otras realidades, e iremos acumulando experiencias casi tan vívidas como si las hubiéramos gozado en el mundo real. El turismo virtual y la asistencia a eventos serán algunas de las actividades que serán comunes gracias al desarrollo de la realidad aumentada, de la realidad virtual y de las técnicas de modelamiento y simulación.

Para conocer más sobre ciencia y tecnología en proyectos relacionados a salud, medio ambiente, minería, entre otros, participa de la Feria Virtual “Perú con Ciencia” desde el 08 hasta el 12 de noviembre, organizada por Concytec.

 

“PERÚ CON CIENCIA” ES UNA CAMPAÑA DE CONCYTEC CON EL APOYO DE RPP.