La huella humana más antigua de toda la historia de América está en Chile

Científicos confirmaron que una huella registrada en el sitio arqueológico de Pilauco, en una ciudad del sur de Chile, es la más antigua de toda América. Fue dejada hace uno 15 mil 600 años.

La huella hallada en Chile | Fuente: Moreno et al. PLoS ONE, 2019

(Agencia N+1/Sofía Dollori). Paleontólogos encontraron en Chile la huella humana más antigua hasta el momento: 15.600 años de antigüedad. Los autores del descubrimiento publicado en la revista PLoS ONE coronan el hallazgo como la pisada más antigua de todo el continente americano.

Hasta ahora, la huella más antigua de Sudamérica había sido registrada en el sitio paleoarqueológico de Pilauco, en la ciudad de Osorno (sur de Chile), y datada en 14.500 años. Posteriormente, en el 2010, huesos de megafauna, restos de invertebrados, fragmentos de madera, herramientas líticas unifaciales y otra misteriosa traza fósil fueron encontrados también en la misma zona, abriendo una pericia de extensos años de investigación.

Desde entonces, los científicos pudieron confirmar que se trata fehacientemente de un rastro humano más antiguo aún, y determinaron su edad mediante la datación por radiocarbono de la materia orgánica remanente en la estructura sedimentaria contenedora de la icnita. De acuerdo con el geólogo Mario Pino, citado por AFP, el autor de la obra pertenece a un Hominipes modernus (pariente del hombre moderno), adulto y de unos 70 kg.

"En las Américas, existen otras huellas humanas conservadas, pero ninguna de ellas resultó ser tan antigua", declaró Pino. Algunas características particulares de la traza de Pilauco incluyen un hallux distal alargado, impresiones de dígitos laterales borradas por el sedimento colapsado y grumos de sedimento dentro y alrededor de la traza.

El método

Para comprender cómo se podría haber formado tal rastro, los científicos realizaron una serie de experimentos con la colaboración de tres voluntarios descalzos de diferentes alturas y pesos, quienes caminaron sobre un sustrato húmedo sobresaturado, generando fácilmente una morfología de huella equivalente a la estructura sedimentaria de estudio. Los científicos aún no pueden decir claramente por qué solo quedó un rastro, y no una cadena de pisadas.

Este hallazgo, junto con la presencia de artefactos líticos en los mismos niveles sedimentarios, podría representar evidencia adicional de una colonización sudamericana pre-Clovis del norte de la Patagonia, como se propuso originalmente para el sitio cercano de Monte Verde.

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

¿Qué opinas?