Dos linces fueron grabados ‘gritándose’ y peleando por un asunto sexual en Canadá

Un video compartido en Facebook y medios canadienses captura una peculiar ‘discusión’ entre dos de estos felinos. La ciencia explica el motivo detrás de este enfrentamiento.
Lynx caught on video wailing at each other in Ontario

When an Ontario man came across two lynx staring each other down and shrieking at one another on a rural road, he took out his phone and recorded the encounter to post on Facebook. READ MORE: https://globalnews.ca/news/4222396/lynx-caught-on-video-wailing-at-each-other-in-ontario

Publicado por Global News en martes, 22 de mayo de 2018

(Agencia N+1 / Beatriz de Vera). Dos linces fueron grabados gritando y rugiéndose el uno al otro en Avery Lake, Ontario (Canadá) por un vecino, Edward Trist, y fue compartida en Twitter por el sitio web Globalnews.ca. Lo sorprendente es que esta pelea entre los dos felinos es algo realmente extraño de ver y escuchar. Desde que se publicó, los científicos se han preguntado cuál sería la causa de la 'batalla dialéctica' entre los dos animales y, casi con seguridad, se trataba de un asunto de sexo.

Los linces crían principalmente en primavera (del hemisferio norte, terminando en abril o mayo). En verano, las hembras se asientan en algún lugar para dar a luz, y cualquier lince que no se haya reproducido por este entonces, habrá perdido la oportunidad. Por tanto, estamos en un momento en el que muchos de ellos, tanto machos como hembras, están al acecho, buscando el último intento de apareamiento.

La ciencia detrás de la discusión

“Debido a los duros inviernos, los linces canadienses son criadores altamente estacionales, y esto es justo al final de su período de reproducción habitual. Todos esos sentimientos de excitación probablemente llevaron a los dos animales a enfrentarse”, explicaba Luke Hunter, director de la organización de conservación de Panthera, a Live Science.

Es imposible decir por lo que se ve en las imágenes si estos dos linces son masculinos o femeninos, aunque para el experto, sus cabezas más pesadas y con mechones sugieren que ambos son machos. Los sonidos de los animales son muy estridentes, “muestran estrés y están diseñadas para intimidar al otro animal. Esta es una vocalización increíble que nunca he escuchado en linces de Canadá”, cuenta Hunter. 

Sin embargo, tambien es posible que los dos animales en el video sean hembras o incluso un macho y una hembra. Y ciertos comportamientos en el video llevan a especialista a sospechar que se trata de la segunda opción: “Es el tipo de encuentro típico entre una hembra y un macho que trata de aparearse con ella cuando no está interesada. Esto tendría sentido ahora, al final de la cría”.

Los linces

El lince canadiense forma parte de un género de felinos que incluye gatos monteses y el lince euroasiático e ibérico. Este es mucho más pequeño que los felinos grandes como los leones de montaña y los leopardos. Pesa a alrededor de 9 kilogramos y son capaces de causar daños graves entre sí. Pareciera que ninguno de los gatos del video quiere arriesgarse. "Toda la vocalización y los movimientos están diseñados para desactivar la posibilidad de un peligro real. Un momento interesante de la filmación es cuando golpean sus cabezas antes de separarse. Nunca he visto este comportamiento en un escenario como este", señala Hunter.

Del mismo modo que pasa con los gatos domésticos, un cabezazo suele ser un gesto afectuoso con criaturas con las que están familiarizados, lo que para este experto da más pistas de que se trata de un encuentro entre macho y hembra: “En este escenario, las endorfinas y la adrenalina están aumentando, y el gesto podría ser un intento de ser amistoso, para calmar la tensión. Ambos están desgarrados, en conflicto y se encuentran en una situación peligrosa en la que no están seguros de las intenciones del otro. Así que tal vez intentan hacer un gesto conciliatorio. Pero cuando se tocan, es realmente aterrador".

Un gigantesco estudio realizado por investigadores de del Instituto de Ciencia Weizmann (WIS) en Israel ha encontrado que la cantidad de materia viva en la Tierra ha disminuido a la mitad desde el comienzo de la civilización humana. Los impresionantes hallazgos han sido publicados en Nature. Para llegar a su conclusión el equipo de científicos definió a la biomasa como la masa de carbono en los organismos vivos. Esto refleja la masa de las moléculas de la vida, como las proteínas y el ADN, y excluye el agua, que varía. "Muchas cosas nos sorprendieron", dice Ron Milo, biólogo del  WIS y líder de la investigación.

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sepa más:
¿Qué opinas?