Un caballito de mar aferrado un hisopo: la historia detrás de esta impactante foto

“Me gustaría que esta foto no existiera pero quiero darla a conocer a todos”, compartió el fotógrafo en su Instagram.
Caballito de mar cerca a la isla Sumbawa, en Indonesia, abandonó la hierba marina que sostenía cuando llegó la marea con residuos plásticos. No le quedó más remedio que aferrarse a este hisopo. | Fuente: Justin Hoffman

(Agencia N+1 / Daniel Meza). Una poderosa imagen llamó la atención entre la selección de finalistas del concurso Fotógrafo de Vida Salvaje del Año 2017 (2017 Wildlife Photographer of the Year): la de un caballito de mar sujetándose a un hisopo plástico rosado, dentro de las aguas turquesas que rodean a la isla Sumbawa, en Indonesia. La foto es de autoría del estadounidense Justin Hofman a fines del año pasado, mientras hacía snorkel en una de las Islas Menores de la Sonda.

La criatura, según estima el propio fotógrafo, mide cerca de 3.8 centímetros de alto, por lo que capturarla fue una acción casi afortunada. El autor contó al Washington Post que por poco y pierde el momento. Según cuenta, “el viento marino tomó fuerza y el caballito empezó a desviarse”. Al inicio se sujetó del grass (fue cuando Hofman empezó a disparar). Pero luego, aparecieron más residuos y desperdicios moviéndose con la corriente. El caballito, que soltó las hierbas, de inmediato se aferró a un pedazo de bolsa de plástico. Pero no fue todo: lo siguiente a lo que se aferró fue el hisopo que podemos contemplar en la foto.

Impactante. El fotógrafo posteó su hallazgo en Instagram con el siguiente mensaje: “me gustaría que esta foto no existiera pero quiero darla a conocer a todos”. “Lo que empezó como una oportunidad de fotografiar a una bella criatura marina se volvió frustración y tristeza en tanto que la marea vino con incontables desperdicios y residuos. Este caballito de mar tiene que lidiar con esto todos los días en el archipiélago indonesio”, escribió.

Hofman espera que su foto sea una alegoría para reflexionar sobre el estado actual de nuestros océanos y generar un cambio. Indonesia es el segundo país del mundo en producir la mayor cantidad de contaminación del mar, arrojando 3.22 toneladas métricas por año, de acuerdo a la revista Environmental Health Perspectives.

La contaminación, sin embargo, no es solamente visible. La contaminación por nutrientes vertida en los mares desde las ciudades, poblaciones y tierras agrícolas está cambiando los sonidos hechos por la vida marina –y potencialmente perturbando señales de navegación para peces y otras criaturas del mar, ha revelado un estudio de la Universidad de Adelaide, Australia, publicado en Landscape Ecology. Y el problema está presente en todos los océanos del mundo: un equipo de científicos británicos descubrió hace poco que la isla Henderson, al sur del Océano Pacífico, tiene una acumulación de deshechos plásticos de más de 17,5 toneladas en sus orillas. El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Sepa más:
¿Qué opinas?