NGC 5585
NGC 5585 es diferente al resto de galaxias observables en composición. | Fuente: NASA

Descansando en la constelación de la Osa Mayor se encuentra NGC 5585, una galaxia espiral que es más de lo que parece, informa la NASA.

Las muchas estrellas y nubes de polvo y gas que componen NGC 5585, que se muestran aquí en esta imagen del Hubble, contribuyen solo con una pequeña fracción de la masa total de la galaxia. Como ocurre con muchas galaxias, esta discrepancia puede explicarse por la presencia abundante pero aparentemente invisible de materia oscura, un material misterioso que los astrónomos no pueden observar directamente.

El disco estelar de la galaxia se extiende a lo largo de 35.000 años luz. Cuando se compara con galaxias de forma y tamaño similares, NGC 5585 destaca por tener una composición notablemente diferente. Contribuyendo a la masa total de la galaxia, contiene una proporción mucho mayor de materia oscura.

Los puntos calientes de formación de estrellas se pueden ver a lo largo de los débiles brazos espirales de la galaxia. Estas regiones brillan con un azul brillante, que contrasta sorprendentemente con el fondo siempre negro del espacio.

Con información de Europa Press

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.