Asimismo, si la vivienda es dañada, los hongos podrán regenerarse por sí solos con el tiempo. | Fuente: NASA

La NASA está explorando opciones de vivienda en otros planetas y, según lo comunicado, su alternativa más sólida son las casas a base de hongos.

El centro de investigación Ames, ubicado en Silicon Valley, está contemplando nuevos proyectos para la colonización del espacio, especialmente de Marte. Por lo mismo, además de los materiales ya estudiados como los ladrillos de arcilla, hormigón y cristal, ahora piensa en casa basadas en hongos.

El principal argumento de la agencia espacial es que los hongos mantienen micelio, un grupo de filamentos que constituyen la forma del cuerpo del ser y que puede formar estructuras más grandes.

Asimismo, otra de sus ventajas es que los hongos son ligeros de transportar y capaces de aguantar largos viajes, por lo que las estructuras pueden ser llevadas como tal hasta el planeta rojo, añadirles agua y ser implantadas allí. 

Por fortuna, estos organismos no se expandirían en la superficie marciana ya que estar alterados genéticamente para que no sobrevivan en espacios más allá de los indicados por los científicos.

Esta alternativa aún está en evaluación. La NASA ya tiene un taburete construido en dos semanas gracias a esta idea:

Fotografía del taburete. | Fuente: NASA

Por el momento, el proyecto sigue siendo experimental, pero es probable que lo veamos en acción en un futuro.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.

¿Qué opinas?