Medusas rojas
Este fenómeno ocurre en décimas de segundo. | Fuente: Twitter (Paul Smith)

De noche, los eventos en el cielo pueden ser más que espectaculares, como ver una enorme medusa roja en el firmamento debido a una gran tormenta eléctrica.

Relámpagos rojos parecidos a tentáculos han sido captados en los cielos de casi todo el mundo (menos en Asia y Oceanía), con una forma que se asemeja mucho al del ser vivo. Sin embargo, no son eventos paranormales ni desconocidos: son ráfagas ultrarrápidas de electricidad que se mueven en el espacio, de acuerdo con la Agencia Espacial Europea.

Llamados sprites científicamente, estos fenómenos son muy raros de captar ya que solo son visibles durante décimas de segundo y comúnmente se ocultan detrás de las grandes nubes que ocasionan las tormentas eléctricas.

Sin embargo, hay momentos únicos y casi irrepetibles en los que se logra la hazaña. El especialista en el Observatorio McDonald, Stephen Hummel, capturó una foto de esta medusa rojo en Texas, el 2 de julio de este año.

Medusa roja
La espectacular toma desde Texas a inicios de julio. | Fuente: Stephen Hummel

Los sprites medusas pueden ser enormes: el que fotografió Hummel tenía "probablemente alrededor de 48 kilómetros de largo y de alto", dijo. Algunos se pueden ver desde más de 482 kilómetros de distancia.

Ocurren porque cuando un rayo golpea el suelo, tiende a liberar energía eléctrica positiva que necesita ser equilibrada por energía igual y con carga opuesta en otras partes del cielo. Entonces, los sprites son las descargas eléctricas que equilibran la ecuación. "Cuanto más poderosa es la tormenta y más relámpagos produce, es más probable que produzca un sprite", dijo Hummel.

Cuando un sprite chispea, se vuelve rojo debido al nitrógeno que flota en lo alto de la atmósfera de la Tierra. El gas interactúa con el estallido de electricidad y emite un resplandor rojo.

Así se ve desde el espacio:

Sprites rojos
En la parte derecha es posible ver estos sprites. Foto tomada desde la Estación Espacial Internacional en 2015. | Fuente: NASA

Los informes visuales de los espectros rojos se remontan al siglo XVIII, pero la ciencia se tomó unos siglos más para describirlos por primera vez, cuando fueron capturados accidentalmente por una cámara en 1989. Años más tarde, en 1994, la Universidad de Alaska logró desde una nave de la NASA tomar la primera imagen en colores de un sprite, con su color rojo característico.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.